Lima.- El panettone o más popularmente conocido panetón, es un símbolo de celebración y tradición, que se ha consolidado como uno de los productos más consumidos en Perú, destacando no solo en la época navideña sino a lo largo de todo el año.

No es sorprendente que Perú sea el país que más panetón consume per cápita a nivel mundial. Según cifras recientes, el consumo per cápita en Perú es de aproximadamente 1.5 kilogramos al año. Este dato resalta la importancia cultural y gastronómica de este clásico postre navideño en la vida de los peruanos. Incluso el consumo local, supera al de Italia, país de origen de esta popular receta.

En definitiva, este pan dulce, ha encontrado en Perú un lugar especial en el corazón de sus habitantes. Con su esponjosa textura y su combinación de frutas confitadas, pasas y otros ingredientes deliciosos, se ha convertido en una parte integral de las festividades peruanas, especialmente durante las Fiestas Patrias y la Navidad.

Campaña impulsa consumo de panetón

Puratos, una empresa líder en innovación en el sector de la panadería, pastelería y chocolate ha lanzado una campaña ambiciosa para resaltar y promover el consumo de panetón en el país. La campaña «Panettone todo el año» tiene como principal objetivo romper con la estacionalidad de este producto y promover su consumo durante todos los meses del año.

“A través de esta iniciativa, Puratos busca demostrar que el panetón puede ser disfrutado en cualquier ocasión, no solo durante la Navidad. La idea es que los peruanos puedan disfrutar de este manjar en sus reuniones familiares, celebraciones y hasta en su día a día, integrándolo como parte de su dieta habitual”, comenta Francisco Calderón, gerente general de Puratos en Perú.

El alto consumo de panetón en Perú también refleja la habilidad de las panaderías locales para adaptarse y mejorar la receta original, creando versiones que incluyen ingredientes locales y técnicas de elaboración tradicionales. Esto no solo ha permitido mantener viva la tradición de este clásico postre, sino también enriquecerla y hacerla única en su estilo.

En definitiva, en Perú el panetón se ha convertido en más que un alimento; es un símbolo de la identidad cultural y gastronómica del país. Con un consumo per cápita de aproximadamente 1.5 kilogramos al año, los peruanos demuestran su amor por este delicioso pan dulce. La campaña de Puratos no solo está transformando la forma en que los peruanos consumen este tradicional producto, sino que también está posicionando a la empresa como un innovador líder en la industria de la panadería y pastelería.