Estás aquí
Portada > Actualidad > Yuri Labra, el atleta cusqueño que entrena a 3.500 metros de altura durante emergencia por coronavirus

Yuri Labra, el atleta cusqueño que entrena a 3.500 metros de altura durante emergencia por coronavirus

Cusco. Yuri Labra es un atleta cusqueño convencido en lograr su sueño: competir en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio -postergados hasta el 2021-, en la prueba de 3 mil metros con obstáculos. Sin embargo, pese a la emergencia por el coronavirus en el Perú, él persiste en su entrenamiento en su casa de Sicuani, Cusco, a unos 3,500 metros de altura. “La postergación de los Juegos en Tokio hay que tomarla de la mejor manera; tengo más tiempo de preparación y para mejorar el plan de entrenamiento. Nos conviene a todos”, relata.

Yuri Labra cuenta debía competir en Campeonato Nacional de Atletismo de Mayores de Lima el 12, 12 y 13 de abril, pero todo está en vilo por la cuarentena para evitar más contagios de coronavirus. “Era la competencia más próxima que teníamos. Otros compañeros tenían maratón en Hamburgo y Londres, no sé si irán”, explica Yuri, quien recibe el apoyo logístico de Pluspetrol y debe lograr la mayor cantidad de puntaje en competiciones oficiales.

Sobre su entrenamiento en Sicuani, donde por ahora vive con sus padres y hermanos, el atleta peruano comenta que “en mi casa hago abdominales, planchas, trato de fortalecer el abdomen”. “Quiero que se normalice todo para volver a entrenar al mismo ritmo. Ahorita no se puede hacer al 100%. El estado de emergencia nos está complicando”, acota.

Yuri Labra va a cumplir 23 años. Él nació en Checca, una pequeña localidad cusqueña situada a 3,800 metros de altura sobre el nivel del mar: empezó jugando fútbol, pero pronto descubrió que su pasión diferencial era el atletismo. De hogar humilde, Yuri tiene como referencia a Kenenisa Bekele, un atleta etíope con récords en 5 mil y 10 mil metros con obstáculos.

“En cuanto a la alimentación, mi comida debe ser balanceada, tenemos provisiones gracias a mi mamá”, sonríe. Un pasatiempo de Yuri, dice, es la lectura. “Trato de leer bastante en estos tiempos”, añade el atleta. Espera que el próximo Iberoamericano de España, que se realizará en Tenerife, no se cancele o aplace, pues representa un opción clara para lograr su cupo a Tokio 2020.

Top
A %d blogueros les gusta esto: