Estás aquí
Portada > Actualidad > WWF lanza plan regional de protección al jaguar en Latinoamérica

WWF lanza plan regional de protección al jaguar en Latinoamérica

Ciudad de México.-. WWF anunció  la Estrategia de Conservación de Jaguar que establece una red continental de 15 paisajes prioritarios en 14 países de América, cuyo objetivo es garantizar la recuperación de este felino que se halla en la categoría de especie “casi amenazada” de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), debido a la pérdida de sus habitas y a la cacería furtiva, entre otras causas.

El plan considera el rescate de los hábitats que ocupa el jaguar así como la preservación de los servicios ecosistémicos que estos lugares proveen en beneficio de las comunidades humanas que coexisten con esta especie. Además, promueve entre esas poblaciones actividades económicas sustentables, como la agroforestería y la reforestación comunitaria.

“El jaguar puede convertirse en un símbolo de desarrollo sostenible en Latinoamérica, y los esfuerzos dirigidos a su conservación podrían ayudar a los países a cumplir sus metas de desarrollo sostenible”, dijo Maria José Villanueva, Directora de Conservación de WWF México y líder regional de la iniciativa de conservación de jaguar de la organización.

Se trata de una estrategia de 10 años que guía las acciones de WWF en favor del felino más grande del continente  y las zonas que habita. Busca asegurar Unidades de Conservación del Jaguar (JCU, por sus siglas en inglés) que son áreas de prioridad para la protección de la especie. De estos 15 paisajes, identificados por científicos a lo largo de 20 años, 7 son transfronterizos:

Especie paraguas

La base teórica de la Estrategia parte del concepto “especie paraguas”, el cual considera que la conservación de una especie y su hábitat podría beneficar a otras especies. Al proteger al jaguar se conservan grandes extensiones de hábitat, con lo cual se aseguran servicios ecosistémicos importantes. Se estima que el rango del felino proporciona globalmente 12% de la captura de CO2, 10.5% de la producción de madera y 9.8% de la pesca comercial.

“La Estrategia delinea las dos metas que WWF planea alcanzar para el año 2030: estabilizar o incrementar las poblaciones de jaguar e incrementar o estabilizar la distribución del felino, las poblaciones de sus presas y la conectividad de sus hábitats dentro de los 15 paisajes prioritarios”, explicó Roberto Troya, Director Regional de WWF en Latinoamérica y el Caribe.

Este gato, el tercer felino más grandes del planeta, habita en 18 de los 21 países de América Latina, desde México a Argentina, y se considera extinto en Uruguay y El Salvador. De acuerdo con la UICN, solo quedan 64,000 ejemplares en vida silvestre, el 90% de ellos en la Amazonía.

La Estrategia de Conservación de Jaguar 2020-2030 se lanza cuando la conexión entre nuestra salud y la de la naturaleza es más evidente que nunca. Hoy sabemos que la pérdida de biodiversidad está ligada a la aparición de virus como el SARS-CoV-2, que causa el COVID-19. “Al conservar al jaguar y su hábitat, WWF contribuye a revertir la pérdida de especies y disminuir la probabilidad de aparición de nuevas enfermedades de origen animal”, dijo Troya. 

El documento también delinea las contribuciones de WWF a otros esfuerzos internacionales de conservación, como el Plan Jaguar 2030, lanzado en la CoP-14 del Convenio sobre Diversidad Biológica en 2018. Entre las contribuciones, destacan el fortalecimiento de la cooperación transfronteriza, el impulso a modelos de desarrollo sostenible compatibles con la conservación del jaguar en los paisajes prioritarios y mejorar la sostenibilidad financiera de las acciones dirigidas a la conservación del jaguar y su hábitat.

“Desde hace varios años WWF apoya esfuerzos de conservación de jaguar en sitios críticos a lo largo del rango de la especie”, comentó Maria José Villanueva, al explicar que “la Estrategia estará usando herramientas de conservación que ya han sido exitosas en la protección de otras especies, como el tigre asiático”.

Se estima que en las últimas décadas, la especie ha perdido 50% de su distribución histórica debido a la expansión desmesurada de la agricultura y ganadería industrial, la ampliación de la mancha urbana, la deforestación por tala ilegal y el desarrollo de proyectos de infraestructura.

Top
A %d blogueros les gusta esto: