¿Viajas en auto por Semana Santa? Conoce las diferencias entre el SOAT y el seguro vehicular

Lima.- Más de un millón de personas en el Perú viajan por Semana Santa, según estimaciones del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. Y, de ese total, un 91% de ellos realizan el viaje vía terrestre; sin embargo, tan solo 7 de cada 10 autos en nuestro país mantienen su Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) vigente.

En este contexto, es necesario estar preparado y prevenido ante un eventual accidente de tránsito que pudiera ocurrir durante tu viaje. “La prevención es el mejor aliado de la diversión. Si queremos viajar en Semana Santa es importante que estemos protegidos y cuidemos de quienes viajan con nosotros, ya sea familia o amigos”, comenta Eduardo Chávez de Piérola, gerente legal de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (APESEG). 

“Por ello, si viajas al interior del país en auto, asegúrate de hacerlo en una empresa seria y confiable o, si vas por tu cuenta, verifica que tu SOAT se encuentre vigente e idealmente contar con un seguro vehicular también”, concluye.

¿Qué es y para qué sirve el SOAT?

El SOAT te permite cubrir los gastos médicos de las víctimas de un accidente de tránsito, ya sean pasajeros o peatones. Su contratación es obligatoria y su cobertura se extiende a indemnizaciones en caso de muerte (4 UIT), invalidez permanente parcial o total (hasta 4 UIT), incapacidad temporal (hasta 1 UIT), gastos médicos (hasta 5 UIT) o para cubrir gastos de sepelio (hasta 1 UIT).

El SOAT no cubre las pérdidas materiales o de otro tipo que resulten del accidente de tránsito, por esta razón, se aconseja contar con protección adicional, como la que te puede brindar un seguro vehicular.

¿Qué es y para qué sirve el seguro vehicular?

Este seguro se puede contratar en forma opcional, el cual te permite proteger tu auto ante un robo o los daños materiales derivados de un accidente de tránsito. Así, si ocurre una emergencia, no necesitarás agotar tus ahorros ni endeudarte para cubrir los gastos, pues la aseguradora se encargará de repararlo o incluso indemnizarte para que puedas adquirir un vehículo de características similares.

Las coberturas que te ofrece un seguro vehicular son las siguientes:

  • Daño Propio. Cubre los daños materiales de tu vehículo, incluso la pérdida total del mismo si su reparación es igual o superior al 75% de la suma asegurada. También está cubierta la pérdida total por robo.  
  • Accidentes personales para Ocupantes.  Protege al conductor y los pasajeros del vehículo asegurado. 
  • Responsabilidad Civil frente a terceros: Se activa si tu vehículo resulta involucrado en un accidente de tránsito y cubre las lesiones personales y los daños materiales de los terceros participantes en el accidente. En caso de un juicio derivado del accidente de tránsito, la aseguradora asumirá el importe de la indemnización que ordene el juzgado hasta por el importe de la suma asegurada.

Recuerda que en función de tus necesidades y de tú presupuesto, puedes optar por una Póliza de Todo Riesgo que contempla estas tres coberturas u optar únicamente por contratar la Responsabilidad Civil Frente a Terceros.

Ante la llegada de la Semana Santa, APESEG te recuerda esta información para que viajes tranquilo y prevenido ante cualquier ocurrencia.