Una nueva forma de explorar el mundo 

Por Fernando Broder, Chief Information Officer de Assist Card

En los últimos años hemos presenciado una transformación significativa en la industria del turismo y el comportamiento de los viajeros, impulsada por la llegada del COVID-19 y el acelerado avance tecnológico, un factor clave para mejorar la experiencia del usuario antes, durante y después de su viaje.

La digitalización ha desempeñado un papel fundamental en la industria al permitir la automatización de procesos, la optimización de servicios y la implementación de medidas de seguridad que brindan tranquilidad a los viajeros. Según un estudio realizado por Google Travel en 2022, reveló que el 74% de los usuarios planifica sus viajes a través de Internet, mientras que el 13% utiliza tradicionales agencias de viajes, lo que demuestra el crecimiento exponencial del uso de la tecnología en el sector turístico.

Una de las formas más evidentes en las que la tecnología ha revolucionado los viajes es a través del desarrollo de plataformas de autogestión. Nuestra compañía ha creado una “suite tecnológica” compuesta por la App Mobile, el sitio online y WhatsApp, siendo cada una de estas plataformas 100% digitales, dinámicas y rápidas para brindar al viajero el mejor servicio y experiencia, en el menor tiempo posible. A través de las mismas, los viajeros pueden acceder a una amplia gama de servicios, como solicitar asistencia médica, acceder a la telemedicina, iniciar el trámite para solicitar reintegros, ayuda ante la pérdida de equipaje, o contactarse con un coordinador de asistencias por cualquier otro motivo.

Además, la tecnología ha introducido avances significativos en la protección de datos; es decir que no solo cuidamos de los viajeros, sino que también resguardamos su información confidencial.

En este nuevo ecosistema, hemos comprobado que la innovación y agilidad para responder a diferentes contextos, es lo que el usuario demanda. Y más allá de eso, busca herramientas autogestionables, rápidas e inmediatas, que les permitan administrar sus productos de manera independiente, pero sin descuidar el trato humano y personalizado. 

La tecnología ha revolucionado la forma en que viajamos y exploramos el mundo. Su impacto se ha vuelto cada vez más evidente, tanto en la planificación, autogestión ante necesidades, personalización de los viajes, seguridad y experiencia del usuario.