Estás aquí
Portada > Tecnología > Un año de pandemia: Las acciones que implementó SENATI para virtualizar su oferta y dar continuidad académica a miles de jóvenes peruanos

Un año de pandemia: Las acciones que implementó SENATI para virtualizar su oferta y dar continuidad académica a miles de jóvenes peruanos

Lima.- La llegada del Covid-19 al Perú generó no solo una enorme emergencia sanitaria, sino también una crisis económica, social y educativa sin precedentes. Esto provocó que, durante el año pasado, 200,000 jóvenes dejaran de estudiar en institutos de nuestro país debido a la ausencia de recursos económicos y tecnológicos, entre otras razones, según datos de la Federación de Instituciones Privadas de Educación Superior (FIPES),

“El 2020 fue un año retador, en el que todas las instituciones educativas técnico-superiores tuvieron que renovarse y ajustar sus estructuras operativas, debido a los impactos generados por la pandemia del Covid-19, y SENATI no fue la excepción. Innovamos con plataformas de enseñanza de manera rápida, a fin de seguir brindando una educación de calidad, nos reestructuramos y estamos promoviendo un cambió de cultura sin alterar la esencia y los valores de la Institución, pero si alineándola con los cambios que demanda la digitalización en el contexto actual y futuro”, menciona el Director Nacional de SENATI, Gustavo Alva Gustavson.

Explica que, para ello, se aceleró el proceso de transformación digital de la institución, en la medida que la coyuntura cambio los factores de éxito del modelo; temporalmente la Infraestructura y los Equipos Físicos dejaron de ser relevantes para ceder paso a las herramientas virtuales. Asimismo, el Recurso Humano, importante en cualquier contexto, también tuvo que adaptarse y desarrollar nuevas competencias para insertarse y poder agregar valor en el nuevo modelo de Aprendizaje Práctico Virtual. Paralelamente trabajamos en la reestructuración del aparato operativo de la Institución, con ajustes importantes en la estructura de gastos, alineándonos con el nivel de actividad del período. Agregó que las labores administrativas y logísticas también fueron volcadas a la red, a través de firmas digitales y de revisión de identidad en línea, generando un flujo de trabajo transversal, efectivo y totalmente remoto.

“Trabajamos en el rediseño de nuestro modelo académico, trasladándolo al entorno virtual. Para ello, aprovechamos y potenciamos las herramientas de E-Learning Tools que ya teníamos activas, como nuestra Biblioteca Virtual y la plataforma de LMS Blackboard, líder en conectividad educativa a nivel mundial, y las complementamos con softwares y simuladores, obtenidos a través de convenios con empresas líderes en el rubro, los cuales contribuyeron a suplir el componente práctico a la formación virtual. En pocos meses logramos virtualizar las 75 carreras de nuestra oferta académica”, señala el Alva Gustavson.

Para evitar la deserción de los alumnos a nivel nacional, la institución tomó las siguientes medidas:
Virtualización: se adaptó la cultura corporativa, infraestructura, estructura de gastos y software; componentes vitales para llevar las riendas de esta transformación digital, que fue el principal foco durante varios meses y permitió garantizar la continuidad académica de muchos de los alumnos. Se adquirieron, además, licencias para softwares y simuladores para prácticamente todas las carreras de Electrotecnia, Tecnologías de la Información, Metalmecánica, Administración, entre otras; y se gestionó una reestructuración curricular para darle continuidad a la operación y evitar frenar el futuro de los estudiantes.

Capacitaciones: la constante capacitación de los docentes fue también un pilar fundamental para engranar el motor educativo bajo un contexto de aislamiento social. Cada semestre se capacitaba a los instructores sobre las diferentes plataformas adquiridas para brindar una clase óptima en un entorno totalmente virtual.

Seguridad tecnológica: al activarse plataformas virtuales para la formación y el trabajo remoto de los colaboradores, se implementaron protocolos de seguridad para los backup, VPN y seguridad de información de los usuarios, con el fin de evitar la filtración de información sensible durante el trabajo a distancia.

Eventos virtuales: para continuar estrechando vínculos con los alumnos y generando contenido de valor, se desarrollaron ferias de carreras virtuales, plataformas lúdicas de información, webinars especializados, chatbot, blog e incluso un robustecido programa de embajadores.

Empleabilidad de los alumnos: la población ocupada con empleo adecuado en el Perú disminuyó un 36.8 % a raíz de la pandemia, un problema que azota a muchos países del mundo. Sin embargo, la necesidad de profesionales técnicos innovadores y altamente productivos con dominio sobre la tecnología, permanece vigente. Es necesario ir adaptando las mallas curriculares de acuerdo al contexto actual, formar parte de mesas consultivas, tener convenios y certificaciones, y ofrecer una educación dual donde los estudiantes tengan contacto con equipos de su carrera desde el tercer semestre. Todo esto ayuda a que el estudiante tenga mayores oportunidades de empleo cuando termine su carrera técnica.

Asimismo, desde la Gerencia de TI SENATI se inició un trabajo de virtualización de los procesos de admisión, evaluación, pagos, recepción de documento digitales y emisión de certificados de estudios. Todo ello, acompañado de constantes encuestas de satisfacción al alumno, a fin de identificar oportunidades de mejora de manera temprana.

Alva Gustavson añade que, de manera inmediata, también se activaron plataformas para el trabajo remoto de los colaboradores e instructores de Senati y se implementaron protocolos de seguridad para los backup, VPN y seguridad de información de los usuarios, a fin de evitar la filtración de información sensible durante el trabajo a distancia.

“La gestión realizada, no solo garantizó la operatividad de la institución, sino que también nos permitió brindar continuidad académica de manera remota a cerca de 84,000 alumnos a nivel nacional, asimismo, cuándo retornemos a la nueva normalidad un importante número de procesos se realizarán de forma diferente, algunos otros desaparecerán del ámbito presencial porque ya fueron automatizados, y combinaremos la atención de diversos servicios con un mix remoto-presencial”, finalizó el representante de Senati

Top
A %d blogueros les gusta esto: