Estás aquí
Portada > Noticias > Trabajadores de empleo informal afectados por pandemia, hambre y deudas

Trabajadores de empleo informal afectados por pandemia, hambre y deudas

Lima.- Lima es una de las 11 ciudades del mundo en que se hizo el estudio “La crisis de la COVID-19 y la economía informal en Lima, Perú: Impactos duraderos y una agenda para la recuperación”, investigación longitudinal liderada por la red WIEGO, que se enfoca en grupos de trabajadores en empleo informal y sus hogares. Utilizando encuestas y entrevistas en profundidad, se encuestó a los mismos trabajadores en junio del 2020 y del 2021 para evaluar cómo enfrentaron los rebrotes de la pandemia y las tensiones económicas persistentes, y en qué medida, si acaso, se han recuperado.

Carmen Roca, representante de WIEGO en Perú, sostuvo que en Lima Metropolitana —que alberga a un tercio de la población del Perú— el empleo informal bordea el 60% y está compuesto en su mayoría por trabajadoras/es independientes (auto-empleados). Roca manifestó que para junio 2021, un año después de levantarse la cuarentena, el ansiado regreso al trabajo no permitió recuperarse al nivel pre-pandemia. “La caída en ingresos, la inseguridad alimentaria, y las dificultades con autoridades marcaron el retorno al trabajo”, expresó.

Según el informe de WIEGO, los efectos de la pandemia y la crisis son desgarradores en esta población que en muchos casos ha perdido a más de un familiar, y tuvo que costear enfermedad y sepelios estando ya sin ahorros y endeudada desde junio del 2020.

• El 40% de las personas encuestadas dejó de trabajar por más de 10 días en uno o más meses desde junio del 2020.

• El sector más afectado en ingresos ha sido el de comercio en vía pública.

• El hambre afectó a 58% de los hogares es la cifra más alta de las 11 ciudades estudiadas y 84% reportó que, en el último mes, por falta de recursos, tuvo que omitir una comida del día o reducir la variedad de alimentos consumidos (carnes, frutas, etc).

• 59% ha tomado préstamos, y de ellos, 8 de cada 10 lo hicieron con fuentes de financiamiento informales.

• 24% de los hogares ha abandonado tratamientos médicos y 28% de quienes tienen hijos entre 6 y 15 años ha retirado a sus hijos del colegio. No poder afrontar el gasto de recargas en el celular ha afectado la continuidad escolar.

• El alcance de los bonos del gobierno entre las personas encuestadas aumentó a 60% vs el 50% del año anterior. Adicionalmente, este año 37% reportó recibir el beneficio de la prórroga del pago pendiente del servicio de electricidad.

• El accionar de los municipios ha representado una gran dificultad para trabajar para quienes lo hacen en espacios públicos. El acoso por parte de las fuerzas del orden, los desalojos y confiscaciones son reportados por 80% de los comerciantes encuestados, cifra muy por encima de las otras 10 ciudades del mundo.

Entre algunas recomendaciones de política que se plantean en el informe de WIEGO, Roca mencionó las siguientes:

  1. El empleo informal independiente requiere de una política nacional con enfoque territorial, tanto para la recuperación de la crisis, como para lograr mayor competitividad y productividad a futuro. Debe ser implementada por una Comisión de Alto Nivel establecida por el gobierno central, pero con participación de gobiernos locales.
  2. Proveer créditos de monto adecuado y condiciones accesibles, acordes con la severidad de la crisis actual sería más efectivo que otorgar bonos: para salir de deuda inmanejable con prestamistas, recuperar capital de trabajo, no suspender la educación de los menores, recuperar la salud alimentaria y reactivar el negocio. El apoyo empresarial subvencionado por el gobierno ha ignorado por completo a la mayoría del empleo del país.
  3. Registro de los trabajadores auto-empleados de empleo informal: un proceso que sea obligatorio, pero con incentivos. Estos pueden ser créditos, pero también asesoría en sus proyectos de reubicación y formalización, acceso a guarderías, etc
  4. Regular y ordenar el uso de espacios públicos de la periferia de Lima con lógica de mercado y de formalización La persecución genera inestabilidad en la capacidad de afrontar gastos y la confiscación injustificada de mercadería desvalija el capital por completo.
  5. Rescate para trabajadoras del hogar que enfrentan despidos y falta de trabajo – 120 mil dejaron de trabajar a diciembre de 2020. Dar servicios de limpieza, cocina y otros en oficinas del Estado es una opción, así como un seguro de desempleo a mediano plazo.

Grupo multisectorial Wiñay Warmi

Por su parte, Arturo García, Director de Promoción del Empleo y Autoempleo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), destacó que el reporte de WIEGO brinda información que contiene también detalle cualitativo importante. El seguimiento a un panel de trabajadores a lo largo del tiempo evidencia cómo la pandemia ha afectado a los trabajadores de empleo informal.

“Resultan interesantes las recomendaciones para trabajar el tema de formalización de un importante sector de trabajadores: los autoempleados. Hay que precisar y definir qué opciones pueden diseñarse en el marco del autoempleo productivo”, precisó.

En ese sentido, García adelantó que desde se ha creado por Resolución Ministerial el Grupo “Wiñay Warmi” que incluye a múltiples sectores del Estado, liderado por el Ministerio de Trabajo, a favor de mujeres como población vulnerable. “El autoempleo es una variable importante entre las mujeres, será preciso recoger los aportes del estudio de WIEGO.”

El representante del MTPE subrayó que lo recomendado en la investigación de WIEGO va en línea con lo reconocido como importante: pequeños créditos, registro de autoempleados y establecer metas de formalización a nivel local.

“Me llevo dos grandes temas al grupo multisectorial de trabajo, que se instalará el próximo 13 de diciembre: el tema de crédito a mujeres autoempleadas y el trabajo conjunto con gobiernos locales. Evaluar la eficacia de créditos de montos pequeños por encima de la de los bonos será considerado”, agregó.

Tras señalar que si bien los gobiernos locales tienen a su cargo el ornato y orden de sus jurisdicciones, García indicó que hay puntos que no se observan de manera adecuada. En ese aspecto, consideró que debería trabajarse en registros de comercio en espacios públicos e incluso dijo que podría implementarse un piloto en una localidad.

¿Cómo se realizó el estudio?

En Lima Metropolitana, investigadores de WIEGO encuestaron por teléfono a 216 trabajadoras y trabajadores y condujeron adicionalmente entrevistas con dirigentes y miembros de base de 10 organizaciones. Se encuestó al mismo grupo de trabajadores en junio del 2020 y en junio de 2021. Los cuatro sectores del estudio son:

• comerciantes de vía pública (de puesto fijo, de “paraditas” y ambulantes), estimados en 500 mil en Lima, según la ENAHO 2019

• trabajadoras del hogar, 213 mil en Lima, ENAHO 2019

• vendedoras y vendedores de diarios (canillitas), estimados en 16 mil, ENAHO 2019

• recicladoras y recicladores de residuos sólidos, estimados en 36 mil, ENAHO 2019

Para este informe también se realizaron entrevistas en profundidad con líderes de organizaciones de trabajadores de empleo informal y sus miembros. La investigación se pudo realizar gracias a la colaboración de sus organizaciones: RENATTA, CETRAFOR, La Parada y CONFIAR (vendedores de vía pública); SINTRAHOGARP, SINTTRAHOL e IPROFOTH (trabajadoras del hogar); FENVENDRELP (vendedores de diarios, “canillitas”); FENAREP y FRENARA (recicladores).

Top
A %d blogueros les gusta esto: