Estás aquí
Portada > Especiales > ¿Tiene valor llevar un programa de outplacement más de una vez?

¿Tiene valor llevar un programa de outplacement más de una vez?

Lima.- En momentos de crisis o de oportunidades de crecimiento, el ritmo de transformación de la fuerza laboral aumenta, cada vez es más común que las personas se encuentren en transición laboral en múltiples ocasiones.

Las estadísticas sugieren que se puede cambiar de trabajo entre cinco y siete veces durante la vida laboral. “En ese sentido, sea la primera o sexta vez que pasemos por una desvinculación laboral, los sentimientos que surgen de esta situación son los mismos y los riesgos para la organización también, si no se maneja el proceso con dignidad y cuidado, y se brinda el apoyo necesario a los afectados. Independientemente de si alguien ha accedido antes a un servicio de outplacement, siempre tiene valor poder aprovecharlo cuando se enfrenta a la desvinculación”, enfatizó Mónica Berger, Consultora y Master Coach de LHH Región LATAM.

Al respecto, la especialista señaló que, consultando a quienes han vivido la experiencia de la transición laboral por más de una vez y que en cada una de estas oportunidades contaron con un programa de outplacement, mencionan como aspectos valiosos que los motivaron a aprovechar este servicio por más de una vez, los siguientes:

  1. No se trata de un momento fácil: Contar con ayuda profesional, emocional y de orientación es mejor que estar solo. “Ayuda a sentirse bien, mantener la autoestima en alto, tenernos confianza y superar el luto”, nos dicen, “es contar con la presión necesaria para cumplir con un plan, es orientación a la acción”.
  2. Estrategia y estructura: Mantenerse actualizado durante los procesos de transición y saber cómo administrarlos, cuando se evalúan nuevas posiciones de trabajo, es importante. “Contar con metodología, así como con la visión y enfoque de más de un consultor es valioso y diferenciador. Permite tener foco en el objetivo laboral y orientación para lograrlo”. Se valora la estructura y poder contar con orden y disciplina.
  3. Metodología y herramientas actualizadas: “La metodología es siempre valiosa y las herramientas también”. Aprovechar un programa de outplacement por segunda o más veces, es la oportunidad de aprender cosas nuevas; ya que las circunstancias, deseos, habilidades y mercados cambian, incluso los requerimientos, los procesos de selección y la tecnología para éstos, van avanzando. “Acceder a un programa de outplacement adaptado a las situaciones personales y actuales, es clave”.
  4. Red interna: Otro aspecto que genera especial valor es la red interna, esa red de contactos a nivel profesional entre quienes comparten el proceso de outplacement en LHH DBM, una red de ayuda genuina, una verdadera red de confianza. “Todos pasamos por una situación similar, nos toca experimentar temas comunes, podemos ser empáticos y apoyarnos”.
  5. Conectar: “Tener acceso a oportunidades de trabajo que no se publican, contar con conexiones directas a responsables de contratación y head hunters son de gran ayuda para facilitar y acelerar la búsqueda de trabajo”, sea éste el segundo o el décimo.
Top
A %d blogueros les gusta esto: