Estás aquí
Portada > Empresarial > Siete Términos Que Debes Conocer Si Vas A Adquirir Una EPS

Siete Términos Que Debes Conocer Si Vas A Adquirir Una EPS

Lima.- Sea como beneficio laboral o como un seguro privado, al querer adquirir una EPS te vas a encontrar con algunos términos que pueden no ser muy familiares. “Es necesario que sepamos entender los términos de los contratos que firmamos. Tenemos que perderle el miedo a la letra pequeña y empezar a cuidar de nuestra salud de manera responsable y consciente”, indica Karla Mori, Gerente Comercial de Sanitas. Por ello, Mori nos explica siete términos que debemos conocer si queremos adquirir una EPS.

1. Titular: Si vas a adquirir un plan familiar o vas a afiliar a alguien más a tu plan de salud, ellos se convertirán automáticamente usuarios. Es decir, son las personas que el titular (en este caso, tú), escoge para que gocen de los beneficios que brinda el seguro de salud escogido.
2. Cobertura: Es todo aquello que tu seguro se compromete a cubrir. En este caso, es la lista de enfermedades, tratamientos y otros asociados que tu seguro va a cubrir en mayor o menor medida. Es muy importante que leas muy bien esto, pues no todos los seguros tienen las mismas coberturas.
3. Red de clínicas: Es la lista de clínicas (prestadores) en donde podrás recibir atención médica. Esta puede variar dependiendo del tipo del plan que elijas y la ciudad en la que te encuentres.
4. Copago: Es el monto que debes pagar cada vez que haces uso de tu seguro de salud. El copago se caracteriza por ser un monto fijo, y te lo cobran, por ejemplo, al tomar una cita médica. No siempre debes pagarlo, pues existen beneficios como los controles médicos anuales o las atenciones de emergencias que no requieren del pago de ningún monto, pues tu seguro los cubre al 100%.
5. Deducible: A diferencia del copago, el deducible es el monto mínimo que debes cubrir al momento de hacer uso de tu seguro. Este suele ser un porcentaje del costo “real” de los servicios que uses. Asegúrate de leer y entender bien qué método de cobro te ofrece tu aseguradora, pues el gasto que puedas tener entre un copago y un pago deducible puede ser muy distinto.
6. Periodo de carencia: El periodo de carencia es el tiempo que debes esperar, desde tu afiliación, para que puedas recibir médica ambulatoria. En la mayoría de casos, puede ser un mes.
7. Periodo de espera: El periodo de espera, por otro lado, es el tiempo adicional que debes esperar para hacer uso de ciertos usos de tu seguro, como las hospitalizaciones o la cobertura por maternidad.

Recuerda que contar con un seguro de salud es vital para vivir protegidos. Mientras antes puedas adquirir uno, más enfermedades podrás prevenir a lo largo de tu vida. Por ello, infórmate correctamente y busca un seguro que se ajuste a todas tus necesidades.

Top
A %d blogueros les gusta esto: