Estás aquí
Portada > Artículos > Ser madre, debe ser una decisión no una imposición

Ser madre, debe ser una decisión no una imposición

Mucho hemos escuchado respecto al significado de ser madres, algunos lo definen cómo un viaje a lo increíble, una emoción tan grande que no alcanzan las palabras para describir lo significa tener un hijo. Lo cierto es que la maternidad, es una etapa de la vida que está muy marcada por vivir el presente y al ser una experiencia nueva es difícil predecir qué sigue, ya que con la llegada del bebé todos los días son distintos, se equivoca, se llora y se aprende.

Según refiere Emerson Samuel Yancul Ortiz, especialista en Sexualidad y Salud reproductiva de APROPO, con la maternidad absolutamente todo gana un nuevo significado, cambian las actividades, los horarios, las prioridades y aparecen nuevas emociones. Por ello – agrega el especialista – es necesario tener en cuenta que la maternidad debe ser deseada, planificada, cómo y cuándo, por el bienestar de la mujer, el bebé, su pareja y la familia en general.

Cabe señalar, que: «existe la creencia que la maternidad es parte de lo que significa ser mujer y esto no necesariamente es así, ya que es una decisión personal. Y no tiene nada de malo, que una mujer opte por no ser madre. Asimismo, quiénes lo deciden deben optar por ella a su ritmo y su tiempo, sin ningún tipo de presión. Por lo que es necesario tener tacto y delicadeza al hablar sobre este tema. Es importante no cuestionar a una mujer cuándo van a llegar los hijos o cuántos quiere tener, pues no sabemos qué puede estar pasando por su mente y cómo puede procesar este tipo de información, que es tan importante para su vida a nivel físico, mental y emocional». Agregó Yancul.

Por su parte, quienes optan por la maternidad deberían saber que ser madre no significa únicamente ser responsable de una nueva vida, sino que también se debe estar lista para cuidar de la nueva mujer en la que se va o se ha convertido y con la que comenzará a familiarizarse. Además, tras la llegada de los hijos, se habla mucho de cuidar y amar el cuerpo, pero no tanto de nuestro bienestar emocional, principalmente el de la madre, ya que tantos aspectos novedosos en la vida de la mujer relacionados a la maternidad pueden llegar a ser abrumadores e incluso llevarla a experimentar situaciones que causen malestar.

«Entonces es importante resaltar que, para poder cuidar a alguien, la persona necesita colocar su autocuidado como una prioridad. En ocasiones se puede ver que la madre se enfoca en el cuidado de su bebé, dejando de lado aspectos como su aseo personal, reprimiendo emociones que se consideren negativas o reaccionando agresivamente con facilidad ante otras situaciones externas», anota el especialista.

Si bien es cierto que esto no afecta físicamente al bebé, puede afectar el vínculo que establezcan ambos, donde la relación ya no sea amorosa, sino que se torne conflictiva, pues podría llegar a culpar la llegada de su bebé de todos los malestares que siente, e incluso puede llegar a descuidarlo y no brindar los cuidados requeridos para el buen desarrollo del bebé, por lo que termina ejecutándolos con desgano, poco interés, o llegar a estar totalmente ausente y transferir esta responsabilidad a un tercero.

La mayoría de las personas no consideran la importancia del apoyo familiar durante y luego del embarazo. Este acompañamiento o apoyo, ayuda a que esta madre tenga un buen estado de ánimo, algo que proporciona grandes beneficios a la salud del futuro bebé. Ya que el sentirse cuidada y acompañada durante toda su etapa de embarazo, le permitirá liberarse del estrés, angustias, preocupaciones y la ayudará a prevenir una posible depresión postparto, en el peor de los escenarios.

Considerar que la llegada de un nuevo miembro a la familia implica la creación de nuevos vínculos, pues la familia crece y cada integrante debe abrir un espacio emocional para el futuro bebé, por lo que resulta necesario el apoyo de todas las personas de su entorno o núcleo familiar.

«Lo principal ante la maternidad es que la mujer pueda recordar que no está sola, se puede tener el apoyo de la pareja, familiares, amigos, entre otros. Se debe buscar una persona con la que sienta confianza y con la cual pueda hablar libremente de todo aquello que le causa conflicto antes, durante o luego de su embarazo; de esta manera podrá “drenar” todo ese malestar y en casos en los que esto no sea posible, puede buscar el apoyo de un psicólogo, que permita a la mujer verbalizar todo lo que siente en esta nueva etapa de su vida», finalizó

Sobre el tema, las personas que desean recibir orientación pueden consultar al servicio gratuito “SOS: Mejor si lo sabes” de APROPO, al 204 – 5300 (Lima) o al 0800-70-626 (llamada gratuita desde provincia). También a través del WhatsApp 987 960 760, vía chat web en www.sosorienta.pe o Messenger en la página de Facebook SOS Perú.

APROPO es una organización fundada en 1983 orientada a contribuir en la mejora de la calidad de vida de las personas, en especial la población joven y adolescente, trabajando para que tengan acceso a información, productos de salud con calidad y servicios que les permitan ejercer saludablemente su sexualidad.

Top
A %d blogueros les gusta esto: