Estás aquí
Portada > Empresarial > Se rehabilitan primeros kilómetros de fuentes de agua en San Pedro de Casta

Se rehabilitan primeros kilómetros de fuentes de agua en San Pedro de Casta

Lima, Perú.-. Backus, a través de su marca San Mateo, y Aquafondo (El Fondo de Agua para Lima y Callao) con el apoyo de la cooperación alemana para el desarrollo implementada por la GIZ, hicieron entrega de los primeros 4.1 kilómetros de Amunas rehabilitadas a la comunidad de San Pedro de Casta en Huarochirí, en el marco del Proyecto de Siembra y Cosecha de Agua que apunta a la rehabilitación de 67 kilómetros de amunas en la cuenca del río Santa Eulalia que abastece la cuenca del Rímac.  

El proyecto se viene desarrollando en trabajo conjunto con la comunidad, habiendo beneficiado ya a 1000 personas y generando 100 puestos de trabajo. En el acto de entrega participó el gobierno local, representantes de Sedapal y funcionarios de Aquafondo.

“Las reservas de agua son una prioridad y aún más cuando se trata de poblaciones vulnerables.  Para nosotros es una gran satisfacción formar parte de este proyecto y haber contribuido con la rehabilitación de los primeros kilómetros. Vamos a seguir trabajando en conjunto con Aquafondo y con la comunidad en la recuperación de fuentes de agua para nuestra capital”, comentó Alessandra Alegría, gerente de marca San Mateo.

Amuna es una palabra quechua que significa “retener”. Las amunas son técnicas ancestrales que fueron implementadas hace 1,400 años y son de gran importancia en el abastecimiento de agua, incluso en tiempos de sequía. El sistema de las amunas consiste en captar las aguas que se producen por el escurrimiento de las lluvias y llevarlas hasta zonas donde existen rocas fisuradas o fracturadas de la montaña. Al ingresar a la roca, el agua se desplaza para después aflorar por los manantiales, ríos y arroyos.

Cabe mencionar que la cuenca del río Rímac representa el 70% del agua que se consume en la capital. La implementación de este proyecto ha permitido reducir en 45% las pérdidas de agua lluvia, incrementar en 6.5% la humedad del suelo y en 50% los pastos de las zonas de influencia.“Existen 1.2 millones de habitantes en Lima que no tienen acceso al agua potable y otros 3 millones que cuentan con un servicio racionado. Lima es una ciudad con estrés hídrico y una población creciente de manera exponencial, por ello se hace necesario proteger las fuentes de agua a través del desarrollo de proyectos como éste que recupera una técnica ancestral para afrontar desafíos actuales”, indicó Mariella Sánchez, Directora Ejecutiva de Aquafondo.

Top
A %d blogueros les gusta esto: