Rompiendo tabúes: Solo 1 de cada 4 personas que padecen incontinencia se siente cómodo hablando del tema

Lima.- Hasta hace algunos años, la incontinencia urinaria era vista como una condición común en personas de avanzada edad. No obstante, y gracias a estudios más recientes, se sabe que los adultos jóvenes también presentan esta condición. Según un estudio realizado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), se observa un aumento en la prevalencia de incontinencia urinaria en los adultos que va del 30% al 40%, siendo la vergüenza un factor importante que hace que las personas no busquen ayuda o tratamiento, lo que resulta en un aumento de la condición.

La encuesta de Higiene y Salud de Essity indica que 1 de cada 4 personas que sufren de incontinencia pueden abordar el tema con normalidad dentro de su círculo cercano. Por otro lado, solo el 50% de los adultos que padecen de incontinencia acuden a un especialista para obtener más información o en búsqueda de un tratamiento. Razón por la cual, el desconocimiento, sumado a la desinformación que existe sobre el tema, dado el tabú que le rodea, genera el desarrollo de mitos que perjudican a las pacientes, ya sea por considerar que no hay solución al problema o porque es una afección exclusiva para cierto sector de la población.

En ese sentido, y en línea con el tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), la multinacional Essity, a través de su marca TENA, expone algunos mitos sobre la incontinencia urinaria, con el objetivo de normalizar esta condición y romper tabúes.

  1. No tiene cura y/o tratamiento: Si bien la incontinencia es una condición que puede ser crónica, en algunos casos existen tratamientos que ayudan a controlarla e, incluso, han logrado curarla. Actualmente, hay diversos procedimientos que pueden ayudar a los pacientes a mejorar su calidad de vida, ya sea haciendo cambios en la rutina diaria, ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, medicamentos e incluso cirugías. Asimismo, diversos estudios revelan que dejar el tabaco, mantener el peso ideal y beber una cantidad de agua recomendada al día son factores para prevenir la incontinencia urinaria.
  2. Es solo un problema físico: El efecto tabú que marca a la incontinencia es un factor que hace que la afectación física trascienda al plano social y emocional del paciente. La vergüenza de abordar el tema en público o con su círculo social puede afectar la autoestima y el bienestar emocional del paciente, repercutiendo negativamente en su calidad de vida y en su salud debido al miedo de tratar este problema.
  3. Existe solo un tipo de incontinencia: En muchas ocasiones, se aborda a la incontinencia de manera general, lo que lleva a creer que se presenta de la misma manera en todas las personas, independientemente de su edad. Sin embargo, se sabe que existen hasta 7 tipos diferentes de incontinencia urinaria. Cada uno presenta síntomas distintos y para conocer mejor cómo tratarlo, es recomendable acudir con un especialista para obtener un diagnóstico claro.

“En Essity y TENA trabajamos para brindar los mejores productos e información de calidad sobre la incontinencia urinaria. Por ellos elaboramos estudios como el Reporte de Higiene y Salud y diversas acciones para seguir rompiendo los tabúes alrededor de esta condición”, indicó Angela Tejeda, Brand Manager de TENA Perú

Es importante desafiar los mitos con información precisa y educación para promover una mayor conciencia y comprensión de esta condición. Los especialistas de la salud, al igual que TENA, son los mayores aliados para afrontar la incontinencia urinaria de manera adecuada.