Estás aquí
Portada > Actualidad > Restitución del Ministerio de Pesquería es clamor de los pescadores artesanales e industriales

Restitución del Ministerio de Pesquería es clamor de los pescadores artesanales e industriales

Lima.- El renacimiento del Ministerio de Pesquería sería un acto de justicia en favor del sector que a pesar de las trabas burocracias impuestas por los gobiernos de turno, logró desarrollarse, especialmente en la pesca para consumo humano.

Alfonso Miranda Eyzaguirre, ex Ministro de la Producción, señaló que ha planteado decenas de propuestas para mejorar la productividad sectorial y que continuará formulando alternativas viables en favor de su desarrollo.

“Restituir el Ministerio de Pesquería es una de ellas y es clamor en mar y tierra. Esperamos escuchar los planes para el sector pesquero y acuícola de ambos candidatos durante los debates convocados por el Jurado Nacional de Elecciones”, declaró el experto pesquero.

Miranda Eyzaguirre afirmó que desde que se dejó de lado el Ministerio de Pesquería durante el gobierno de Alejandro Toledo, el Estado no ha podido enmendar rumbos en favor del desarrollo del sector y reiteradamente fracasaron en sus políticas.

“Todos los años se realizaron una serie de cálculos, estimaciones y pronósticos que normalmente fallan, y por mucho; sin embargo, se vuelven a enunciar propuestas con la misma metodología y similares o mayores desaciertos”, afirmó el también ex viceministro de Pesquería (2005 – 2009).

Al respecto, recordó  una proyección que se planteó en 2013 que postulaba metas para 2021 en la que se estimaba el Perú sería el primer productor acuícola de la región gracias a la promoción del Estado y con exportaciones de ese rubro por 4,600 millones de dólares; 52 mil pescadores con ingresos superiores a 5,000 dólares mensuales;  50% de la pesca destinada al consumo humano; 30 kg per cápita al año de consumo de pescado; y  US$5,000 millones de exportaciones pesqueras para consumo humano.

“Sin embargo, los resultados fueron los siguientes: somos los quintos productores acuícolas en Sudamérica y la inseguridad jurídica nos limita a exportar apenas 300 millones de dólares anuales; los ingresos del 70% de los pescadores artesanales son menores de 3,500 dólares al año;  en 2020, solo el 23% de la pesca se destinó al consumo humano; y el consumo per cápita de pescado es de 25.5 kg, aumentó solo 3 kg desde 2013 y se sostiene en 20% con pescados importados” detalló Miranda Eyzaguirre.

Añadió que las ventas al exterior de productos pesqueros para consumo humano llegaron solamente a 1,282 millones de dólares en el 2020.

“La actividad para consumo humano fue hostilizada y se le restó competitividad, pero aun así, fue creciendo. La competencia desleal de productos pesqueros importados fue acentuada en las compras estatales y se derogaron las normas que promovían la adquisición de pescado de entidades públicas. Se bloqueó la posibilidad de una industria atunera desde la SUNAT y se erigieron muchos estorbos más”, precisó.

Ante ese panorama, manifestó que el Estado debe restituir el Ministerio de Pesquería al sector, lo que no implica crear más ministerios, ni aumentar el número de empleados públicos”, señaló Miranda quien recordó que en 2002, la pesca representaba el segundo ingreso por divisas del Perú, después de la minería.

«Por cierto, además del Ministerio propio, la pesca y la acuicultura necesitan Políticas de Estado permanentes, promoción en lugar de persecución, formalización oportuna y sin sobrecostos, estabilidad jurídica y defensa ante la agresión de competidores desleales de productores extranjeros  de conservas y congelados. En cinco años podríamos contribuir a la seguridad alimentaria, reducir la pobreza y reactivar la economía nacional”, concluyó.

Top
A %d blogueros les gusta esto: