Estás aquí
Portada > Actualidad > Recomendaciones prácticas para moderar los daños en las viviendas a causa de lluvias intensas

Recomendaciones prácticas para moderar los daños en las viviendas a causa de lluvias intensas

Lima.- La temporada de lluvias intensas viene causando estragos en diversas partes del país. En ese sentido, es importante que, desde los núcleos familiares, se adopten algunas medidas y planes que permitan mitigar daños por este fenómeno natural, de acuerdo con el docente de la carrera de Ingeniería Civil de la UTP, Hebert Vizconde.

El profesor, quien también es ingeniero en Materiales y magíster en Gestión de Riesgos y de Seguridad, puntualiza que, para tomar medidas de protección de techos e infraestructura de viviendas ante precipitaciones pluviales, se debe tener en cuenta el material del que están hechas las casas.

Techos e infraestructura 

Así, por ejemplo, en el caso de las viviendas de material noble, generalmente los problemas vienen por rajaduras en los techos, por donde se suele filtrar el agua dañando las construcciones y los bienes. Los más práctico y sencillo, pero seguro, es que estas rajaduras sean cubiertas con aditivos y sellantes.

Para el caso de las viviendas de material rústico, el especialista considera “poco recomendable” la colocación de plásticos en techos. Él sugiere, más bien, optar por una cubierta de fibro cemento. Si hay paredes que aún están construidas de barro, deberán ser impermeabilizadas con una capa de cemento, de tal manera que proteja ante el efecto abrasivo del agua.

“Si vives en una zona donde se registran alta precipitaciones es importante considerar en el diseño de las construcciones, sobre todo de las cubiertas (techos a dos aguas, con inclinación u otros), la ubicación de canaletas que ayuden a drenar el agua que podría acumularse”, subraya.

Conexiones eléctricas 

Las familias deben asegurar que las conexiones e instalaciones eléctricas estén correctamente distribuidas. “Los tomacorrientes deben estar a una altura superior a los 30 centímetros sobre el nivel del piso para que, en el caso de una inundación, no ocurra un cortocircuito”, enfatiza el docente de Ingeniería Civil de la UTP.

De igual manera, todo el tendido de cables debe estar dentro de las tuberías y las canaletas que sirven de protección. Se debe revisar periódicamente las condiciones de las instalaciones y realizar las reparaciones que sean necesarias.

Para quienes viven cerca de ríos o drenes 

En estos casos, el experto señala que deben tomarse las medidas preventivas, ante la cercanía del periodo de lluvias, ya que suelen ocurrir desbordes e inundaciones. “Las comunidades deben asegurarse de que los cauces de los ríos, quebradas y drenes estén limpios, sin restos que puedan provocar un estancamiento de agua”, puntualiza.

Es importante que los márgenes de los ríos se refuercen mediante el uso de rocas, piedras de gran tamaño, a fin de evitar la erosión del agua sobre el borde del río. Incluso, se pueden ubicar en los puntos más vulnerables, refuerzos de sacos de arena, ya que esto asegurará que el agua siga su cauce normal y no se desborde.

Planes de emergencia

Al igual que sucede con un sismo, ante la ocurrencia de precipitaciones, es importante que las familias cuenten con un plan de contingencia en el que se definan roles claves para cada miembro.

“Siendo consciente de la vulnerabilidad por encontrarse en una zona de depresión y en las cercanías de los lechos de los ríos, es conveniente contar con un plan de acción ante una eventual emergencia”, finaliza el docente de la UTP.

Top
A %d blogueros les gusta esto: