Recomendaciones para afrontar el duelo por una persona amada 

Lima.- Cada mes de febrero, en diversos países del mundo se celebra el Día del Amor y la Amistad en recuerdo de San Valentín, siendo una fecha más que especial para muchas parejas de todas las edades que viven su amor a plenitud.

Sin embargo, hay personas que lamentablemente han perdido el sentido de celebración el 14 de febrero debido a que han experimentado la pérdida de un ser amado, de una persona que tuvo un sentido o una presencia muy especial en sus vidas.

“El duelo por la pérdida de una persona amada es un proceso normal por el que cualquier ser humano debe atravesar. No se trata de una enfermedad, por lo que la medicación o la atención psicológica debe ser un último recurso”, manifestó la Lic. Betty Peláez, Psicoterapeuta de Parque del Recuerdo y especialista en acompañamiento en procesos de duelo.

La Lic. Peláez acotó que solamente se experimenta un duelo cuando parte una persona muy importante y con la que ha existido un vínculo significativo basado en el amor: padres, hijos, abuelos, amigos cercanos, etc.

Para la especialista, la muerte de una persona amada no implica el fin del amor. Por el contrario, el amor es la vía que va a permitir sanar el dolor ocasionado por la ausencia física ya sea de la pareja o de cualquier otra persona con la que haya existido dicho vínculo estrecho.

En ese sentido, la Lic. Peláez brindó tres recomendaciones para que tanto la persona que ha experimentado la pérdida (doliente) como sus familiares puedan manejar las circunstancias de dolor y tristeza ocasionadas por la muerte:

  1. Respetar el duelo. Todas las personas tienen derecho a vivir su duelo y la familia debe tener paciencia al doliente, quien va a necesitar un espacio para contemplar sus recuerdos y no ocultar sus emociones, sobre todo si hay hijos de por medio.
  2. Evitar la soledad. No hay ningún duelo que se lleve solo, pero esto no implica necesariamente un acompañamiento profesional o espiritual, sino que es importante el soporte familiar (de hijos, amigos o personas de mucha confianza). El soporte emocional y pedir ayuda es lo más saludable en el proceso del duelo.
  3. Entender que el duelo es único. La persona que está atravesando el proceso debe saber que su duelo no puede ser comparado con el de nadie más puesto que las características y circunstancias siempre son diferentes.

La Psicóloga de Parque del Recuerdo precisó que, en muchas ocasiones, la familia acompañante hace el intento de ayudar al doliente obligándolo a irse de viaje o a salir de casa para olvidar su tristeza. “Nunca se debe hacer algo por obligación o porque se debe, sino lo que se necesita y se puede”, sostuvo.

Cabe precisar que Parque del Recuerdo cuenta con un programa denominado “Recordar con Esperanza”, a través del cual brinda, de manera gratuita, un servicio de acompañamiento psicoespiritual para los deudos de las personas que descansan en sus camposantos.

A través de “Recordar con Esperanza”, profesionales especialistas en tratamiento del duelo acompañan a quienes así lo deseen brindándoles consejos y recomendaciones para que pueda afrontar de mejor manera la pérdida de su ser querido.