Estás aquí
Portada > Especiales > Recomendaciones para adquirir globos de helio de manera segura

Recomendaciones para adquirir globos de helio de manera segura

Lima.- Cada mes de diciembre, con las fiestas de fin de año, se incrementan las emergencias domésticas por el uso de pirotécnicos o la recarga de las conexiones eléctricas para las luces navideñas. Sin embargo, también existe otro factor de riesgo que no está debidamente difundido entre la población: la utilización de globos, supuestamente de helio, para decoraciones de fiestas y eventos.

En nuestro país tenemos un mercado negro de hidrógeno, producido en laboratorios clandestinos, gas que se vende informalmente como si fuera helio en mercados y piñaterías para inflar globos que se elevan en el aire y se utilizan para animar fiestas infantiles, matrimonios, cumpleaños, activaciones de empresas y otros eventos, muy frecuentes a fines de año.

“Existe un peligro latente alrededor de quienes dicen vender globos de helio, que en realidad son de hidrógeno. Ambos son gases inoloros, incoloros, sin sabor, con bajo peso molecular que, por lo tanto, se elevan en el aire. Pero tienen características propias que los hacen abismalmente diferentes: mientras que el helio es un gas inerte y no inflamable, el hidrógeno es altamente inflamable. Si estos globos de hidrógeno se acercan a una fuente de ignición, como las velas encendidas de una torta de cumpleaños, pueden generar incendios y hasta explosiones. En YouTube pueden verse videos de fiestas infantiles en las que se dan emergencias por estas malas prácticas, poniendo en riesgo de quemaduras a los niños”, alerta Walter Asparria, gerente de Seguridad, Salud y Medio Ambiente de Linde Perú, empresa especializada en gases industriales y medicinales.

De esta manera, un globo inocentemente comprado en ferias, parques, circos, puede convertirse en una bomba de tiempo que se lleva a casa. ¿Cómo puede verificar una persona que lo que está comprando es un globo de helio y no de hidrógeno? Lamentablemente, a simple vista es imposible diferenciarlos. Un indicador de seguridad es el lugar donde se compran estos productos –preferir siempre empresas serias y formales– y el precio que se paga.

“Hay dos tipos de helio, el de pureza 99.999% que se utiliza en el sector medicinal, en laboratorios, mezclas para buceo, etc. Y otro helio de pureza 97.50 que se usa para inflar globos. La adulteración se da en este segundo grupo, con un mercado negro que reemplaza el helio por hidrógeno obtenido a través de reacciones químicas caseras, procesos en los que se puede usar, por ejemplo, ácido clorhídrico con agua con plomo, y conseguir hidrógeno a un precio muy bajo en el garaje de cualquier casa. Por eso, el precio es una buena señal del producto que se está adquiriendo”, señala Asparria.

Un cilindro de 8 metros cúbicos (m3) de helio certificado tiene un costo aproximado de US$300 Los globos de helio más sencillos, de látex, arrancan alrededor de los S/.60. Los arreglos de helio en presentaciones de cumpleaños, navideñas y demás, van de los S/120 para arriba. Si alguien vende un cilindro de helio a S/300, aunque sea un cilindro de apariencia similar a los formales, todo indica que se trata de hidrógeno.

Si bien la demanda de globos de helio se da a lo largo del año, aumenta en esta temporada por las celebraciones de fin de año. Se recomienda tomar las precauciones del caso para no adquirir productos potencialmente peligrosos.

Top
A %d blogueros les gusta esto: