Estás aquí
Portada > Empresarial > ¿Qué son las llaves eléctricas y para qué son necesarias?

¿Qué son las llaves eléctricas y para qué son necesarias?

Lima, Perú.-. Ser un propietario responsable implica proteger tu hogar y prevenir cualquier tipo de emergencia en él. Uno de los aspectos que más suele descuidarse, lamentablemente, es el sistema eléctrico. En Perú, ocurren 31 incendios cada día y el 70% de ellos se origina debido a fallas eléctricas que pueden ser prevenidas.

Una de las principales medidas para prevenir fallas eléctricas es contar con una llave térmica de buena calidad, también conocida como termomagnética. Este dispositivo eléctrico de seguridad cumple la función de proteger su instalación eléctrica contra sobrecargas y cortocircuitos y sustituye a la obsoleta caja de fusibles tradicional en la mayoría de edificios de departamentos modernos en Lima. 

En el mercado peruano existen diversos tipos de interruptores eléctricos, pero dos son los más utilizados: los termomagnéticos y los de diferencial residual. John Chacón, especialista de INDECO, nos explica cuáles son sus diferencias y cómo deben ser utilizadas. 

  1. Llave o interruptor termomagnético. Es un dispositivo que corta la corriente eléctrica de un circuito automáticamente -protegiendo así las instalaciones eléctricas del recinto- cuando el fluido eléctrico sobrepasa un valor determinado y pone en peligro todo el sistema. Esto puede darse debido a un cortocircuito o una sobrecarga eléctrica. Estos interruptores automáticos tienen una ventaja respecto a los fusibles: no es necesario cambiarlos cada vez que actúan.
  1. Llave o interruptor diferencial residual. Tiene por función monitorear y desconectar el circuito eléctrico automáticamente, al detectar una fuga de energía o descarga eléctrica. La funcionalidad de esta llave está enfocada en proteger a las personas, pues detecta descargas que pueden ser perjudiciales para la salud, iguales o superiores a 30mA (miliamperio). Si un niño mete el dedo en el enchufe, el interruptor diferencial residual cortará el fluido de electricidad automáticamente al sentir la alta descarga inusual. Así, la travesura no pasará de un susto o un pequeño hormigueo. Este sistema evita además desperdicios de energía y potenciales incendios.

Finalmente, recuerda que una llave eléctrica de calidad puede tener una vida útil de hasta 30 años si se encuentra bien instalada. Por ello, compra siempre tus implementos y dispositivos eléctricos en tiendas confiables y consulta a un especialista cuando necesites realizar alguna reparación o evaluación del sistema eléctrico de tu hogar.

Top
A %d blogueros les gusta esto: