Estás aquí
Portada > Empresarial > ¿Qué pasos seguir para que los negocios hagan más efectivos su gestión de cobranza?

¿Qué pasos seguir para que los negocios hagan más efectivos su gestión de cobranza?

Lima, Perú.-. La gestión de cobranza es un factor importante porque permite que los clientes de la empresa se mantengan al día en sus pagos, los regularicen y reactiven su relación comercial con la compañía. De esta manera, conforme vaya creciendo tu cartera de clientes, es esencial que definas la manera en la que pondrás en marcha tu gestión de cobranza, considerando tener un registro confiable y claro sobre tus movimientos, facturas y recibos.

Por ello, Experian, empresa multinacional de informes de crédito al consumo, te muestra algunos consejos prácticos para que tus ciclos de cobranza resulten más efectivos. ¡Toma nota!:

1.- Elabora un informe para llevar el control de cobros
El primer punto a tener en cuenta para mejorar tu gestión de cobranza es obtener el estado actual de las cuentas por cobrar, pero ¿cómo lo hacemos?

En este caso, puedes elaborar un informe y ordenar tus facturas pendientes de pago de acuerdo a su fecha de vencimiento, número de días vencidos, cliente e importe. De esta forma, puedes anticipar los posibles inconvenientes de cobro antes de que las cuentas se retrasen de manera significativa.

2.- Mantente alerta en cada facturación y cobro
Asegúrate de que la información de las facturas sea claras y completas, sin que falten datos que puedan hacer que el personal de contabilidad de nuestro cliente las rechace del sistema.

Por otro lado, también es recomendable conocer los procedimientos de pago de facturas de cada uno de nuestros clientes para poder hacer un seguimiento más detallado. Por ejemplo, unos días antes del vencimiento de pago, comunícate con el personal de contabilidad del cliente para asegurarte de que tienen todo lo necesario para realizar el pago, especialmente si la factura tiene un importe considerable.

3.- Reacciona rápidamente ante facturas impagadas
En estos casos se debería llamar o enviar un correo electrónico a los clientes el primer día que el pago se retrasa. Utiliza un recordatorio de que el pago ya se ha vencido. Si el pago no se dio por falta de liquidez, podemos evaluar la opción de ofrecerle facilidades de pago o fraccionar la deuda. Si es así, debemos dejar constancia de ello en caso el impago continúa.

4.- Reconoce a los clientes que realicen pronto pago
Desde luego que, cobrar con anticipación por tus productos o servicios es la mejor forma de asegurar los pagos y evitar retrasos. Pero si no es posible aplicar esa forma de pago en tu negocio, ofrecer un descuento por pronto pago puede ser una buena alternativa para mantener un buen relacionamiento.

Por ejemplo, podrías ofrecer un descuento especial si los clientes pagan en 10 días en lugar de en 30 días. Dicha operación puede asumir un coste, pero el aumento del flujo de caja podrá mantener un equilibrio favorable en la empresa.

Finalmente, recuerda que es importante construir un canal de comunicación adecuado con proveedores y socios para un sistema de cobranza óptimo y así generar una buena salud financiera para tu empresa.

Top
A %d blogueros les gusta esto: