Pymes peruanas: seis beneficios digitales para su cadena de suministro

Lima.- Según el Ministerio de la Producción, el índice global de madurez digital de las compañías peruanas ya llega al 54%, y lo lideran algunos sectores como manufactura, servicios y comercio. Las micro y pequeñas empresas alcanzan el 48% y 51%, respectivamente, por debajo de las medianas y grandes empresas.

Sabemos que las pymes se enfrentan al dinamismo y exigencia de sus nichos y deben tener acceso a tecnologías que les permitan sortear esos cambios. Sin embargo, uno de los grandes retos es contar con soluciones tecnológicas pensadas para sus necesidades, con costos asequibles. De acuerdo con Suplos, empresa creadora de una plataforma digital de gestión del abastecimiento con operaciones en Perú, existen herramientas estandarizadas diseñadas para las medianas empresas que buscan optimizar sus procesos de abastecimiento con un costo bajo de inversión, obteniendo ventajas competitivas.

Entre los beneficios que ofrecen este tipo de herramientas estandarizadas, destacan:

  1. Implementación rápida: Las empresas pueden utilizar el software en cuestión de semanas, reduciendo tiempos de desarrollo y costos adicionales.
  2. Simplificación de la gestión: El software ya incluye las mejores prácticas de la industria, evitando configuraciones adicionales.
  3. Facilidad de uso: Con una interfaz intuitiva y procesos claros, los equipos pueden comenzar a trabajar rápidamente sin necesidad de capacitaciones largas.
  4. Retorno de la inversión acelerado: Al reducir los costos de implementación y mantenimiento, las empresas pueden destinar recursos a otras áreas críticas.
  5. Costo de inversión bajo: Los costos de implementación son mínimos, convirtiéndose en una opción accesible para empresas con presupuestos limitados.
  6. Optimización de procesos: Las empresas pueden beneficiarse de una mayor eficiencia operativa y una mejor gestión de los procesos en poco tiempo.

“Las organizaciones deben reaccionar rápidamente a los desafíos actuales y adaptarse proactivamente a los cambios futuros, asegurando sus objetivos de negocio. Aquí la tecnología no debería ser un obstáculo, sino un motor de impulso para el éxito empresarial. Por ello, todas las compañías, independientemente de su tamaño o presupuesto, necesitan una arquitectura y un sistema operativo basado en el rendimiento, la confiabilidad y la flexibilidad, para así competir de mejor forma en un mercado tan volátil”, agrega Oskar Sarquis, CEO de Suplos.