Prevenga el dengue y enfermedades transmitidas por plagas durante viajes por Semana Santa

El elevado incremento de casos de dengue en lo que va del presente año que viene reportando el Ministerio de Salud (más de 61 mil casos notificados y 70 fallecidos), podría elevarse si es que las personas que viajen aprovechando el próximo fin de semana largo con ocasión de la Semana Santa, no adoptan las medidas para prevenir no solo el dengue, sino también otras enfermedades transmitidas por plagas como la leptospirosis, zika y chikungunya.

Según el biólogo Ernesto Berrocal, especialista en plagas de Productos y Servicios Agroindustriales (PSAI), todo viajero que visite las zonas de mayor prevalencia del dengue, particularmente las regiones del norte (La Libertad, Piura, Ancash, Tumbes), además de Ica y oriente del país (San Martín y Loreto), debe adoptar medidas de prevención, como utilizar métodos de barrera químicos (repelentes), colocar insecticidas medioambientales en domicilios u hospedajes, utilizar mosquiteros en puertas y ventanas, y evitar exponerse en ambientes abiertos durante el amanecer y atardecer, horarios de mayor presencia del Aedes aegypti, mosquito transmisor de esta enfermedad.

Recomendó utilizar ropa ligera que cubra gran parte del cuerpo para así evitar las picaduras del Aedes aegypti y que en el caso de los repelentes es importante cubrir gran parte del cuerpo, sobre todo los brazos y las piernas, e incluso la cara, excepto la zona de la boca y los ojos.

De acuerdo con el último reporte del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud, hasta la semana epidemiológica 10 del presente año (del 3 al 9 de marzo) se notificaron 61,736 casos entre confirmados y probables. Esta cifra representa un incremento de 220.6% respecto al mismo periodo del año 2023.

Frente a este escenario, también aconsejó durante los viajes mantenerse alertas a los principales síntomas del dengue, como son la fiebre acompañada de dolor de cabeza, dolor muscular y de articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio intenso, pérdida de apetito y erupciones en la piel.

El biólogo Ernesto Berrocal indicó que ante la presencia de estos síntomas una persona no debe automedicarse, sino acudir ante el médico o a un establecimiento de salud. Estos síntomas pueden persistir entre dos y siete días y la mayoría de personas se recupera en una semana. Sin embargo, en estos días se deben seguir adoptando las medidas de prevención para evitar las picaduras de los mosquitos y así no se siga transmitiendo la enfermedad.

Enfermedades transmitidas por plagas

El especialista en plagas también recomendó tener cuidado con la leptospirosis, que se contagia al entrar en contacto con la orina o líquidos corporales de roedores (ratas), especialmente si se tiene cortes o raspaduras en la piel. Exhortó a los visitantes a zonas afectadas por lluvias e inundaciones, no sumergirse ni caminar en aguas estancadas que puedan estar contaminadas con orina de animales, no tragar estas aguas y utilizar ropa y zapatos cerca de las áreas o aguas que puedan estar contaminadas con la bacteria leptospira interrogans, que ingresa al organismo humano a través de la piel, mucosas o por la vía oral.

Dio a conocer que, en el norte y oriente del país, deben adoptarse medidas para evitar las picaduras del mosquito Aedes aegypti, también transmisor del virus del zika y la fiebre chikungunya. La mayoría de personas infectadas por el zika son asintomáticas y otras pueden presentar erupciones cutáneas, fiebre, conjuntivitis, dolores musculares y articulares, malestar general y cefaleas de 2 a 7 días. En embarazadas puede provocar microcefalia, otras malformaciones congénitas y partos prematuros. En niños y adultos aumenta el riesgo de complicaciones neurológicas, como el síndrome Guillain-Barré, neuropatía y mielitis.

De otro lado, señaló que la fiebre chikungunya aparece repentinamente con fiebre mayor a 38° y dolor en las articulaciones, así como dolor muscular y de cabeza, náuseas, fatiga y erupción cutánea. Incluso puede provocar cuadros graves, complicaciones neurológicas y la muerte.

“Factores como el cambio climático, la persistencia de altas temperaturas en la región costera del país, además de fenómenos como El Niño, aumentan el riesgo de proliferación de plagas urbanas y agrícolas, que no solo ponen en riesgo la salud de la población y de los visitantes en temporadas festivas, sino también perjudican a sectores productivos como el agro y la industria de alimentos”, subrayó el biólogo especialista en plagas.

PSAI (Productos y Servicios AgroIndustriales SAC) es una empresa peruana que realiza servicios de saneamiento ambiental de manera profesional y cuenta con la autorización del Ministerio de Salud.