Estás aquí
Portada > Empresarial > Patagonia lanza campaña de consumo consciente: “Compra menos, Exige más”

Patagonia lanza campaña de consumo consciente: “Compra menos, Exige más”

Lima, Perú.-. Hace 11 años, Patagonia, la marca de equipamiento outdoor, adoptó una posición insólita y audaz contra el consumismo con un atrevido anuncio que decía “No compres esta casaca”. El mensaje fue publicado en las páginas del reconocido diario The New York Times, nada más y nada menos, que en la fecha de la festividad consumista más importante del año: el Black Friday. La marca hizo un llamado a los consumidores para que consideren el costo ambiental de comprar su producto más vendido, la casaca polar R2. Sin lugar a dudas, fue una postura atrevida e inesperada.

Siguiendo esa línea, “Compra menos, exige más“ es el nombre de la nueva y particular campaña de Patagonia, cuyo objetivo es crear una comunidad de consumidores conscientes y empoderados para que se hagan responsables por sus compras. La empresa busca hacer un llamado a la población, para que pueda informarse y tomar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y evite caer en el consumismo. De esta manera, pueden demandar mayor sustentabilidad social y ambiental en el origen de las prendas.

“Cada persona tiene el poder de cambiar la forma en que se hace la ropa exigiendo materiales con menor impacto en el planeta y procesos que vengan desde la reutilización y el reciclaje, trabajar con fábricas que tengan certificación de Comercio Justo y fomentar prácticas orgánicas regenerativas. Esta es justamente la respuesta de Patagonia ante su misión de salvar el planeta Tierra”, expresa Milagros Vegas, jefe de Marketing de Forus.

¿Por qué compramos, cómo lo hacemos y qué impacto generamos? Todos los días las personas están expuestas a una cantidad enorme de publicidad que las motiva a seguir las tendencias de la moda, fomentando las ansias de comprar. Esto convierte a la persona de a pie en el sostén de una industria que contribuye hasta con el 10% de la contaminación que impulsa la crisis climática. Incluso, la Organización de Naciones Unidas (ONU) indicó que cada segundo se entierra o quema un camión de basura con residuos textiles.

Alternativas sustentables

En un contexto que parece poco alentador, Patagonia decidió transformar su manera de hacer negocios. Por eso, su gran meta es convertirse en carbono neutral para el año 2025. Asimismo, ha marcado la diferencia con innumerables iniciativas que van en la línea del cuidado de la naturaleza desde su creación en 1973.


Una de ellas es la promoción de lo orgánico regenerativo que mejora la salud del suelo al reducir la utilización de químicos y que surge en un contexto en que el uso de la tierra para fines agrícolas, silvícolas y de otra índole “supone el 23% de las emisiones antropógenas de gases de efecto invernadero”, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. Es por eso, que desde 1996, Patagonia usa algodón orgánico y actualmente apoya la Certificación Orgánica de 550 granjas en India. Al mismo tiempo, 68% de las telas de esta temporada están hechas con materiales reciclados como botellas plásticas y redes de pesca, dejando de emitir 20 mil toneladas de CO2.

“Estamos informando sobre los altos costos que asume el medio ambiente a raíz de la industria textil porque queremos que los consumidores se empoderen, marquen la diferencia y exijan más a las empresas para reducir el impacto en la naturaleza. En Patagonia fabricamos ropa duradera de forma sustentable, para que no tengas que comprar con tanta frecuencia y queremos que antes de comprar, todas las personas tomen conciencia si realmente necesitan esa prenda. El objetivo es que podamos comprender que existen otras alternativas como extender la vida útil de la ropa reparándola, usar materiales reciclados como botellas de plástico y consumir de forma consciente e informada, porque solo así estaremos ayudando al planeta”, sostiene Vegas.


Finalmente, ser socialmente responsable también es importante. Por eso, 66 mil trabajadores son parte de su programa de Comercio Justo que garantiza condiciones laborales y de seguridad justas. Así, 83% de su línea cuenta con esta certificación, permitiendo que miles de personas puedan decidir cómo mejorar su calidad de vida mediante la prima que Patagonia paga por cada prenda que se confecciona en las fábricas certificadas.

“Alternativas como estas no solo motivan a las personas a exigir mayor sustentabilidad a las grandes marcas textiles, sino que llevan a transformar la manera en que se hace la ropa, a mejorar las condiciones laborales, y a cambiar la forma en que se valora el medio ambiente; destacando la gran importancia que tiene cuidar el planeta Tierra”, agrega la ejecutiva.

Top
A %d blogueros les gusta esto: