Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > Parosmia post-COVID-19: Conoce más sobre esta secuela del coronavirus

Parosmia post-COVID-19: Conoce más sobre esta secuela del coronavirus

Lima. – A lo largo de los casi dos años de pandemia, hemos aprendido sobre las características de la COVID-19; cómo se contrae, cómo podemos protegernos, el tiempo de vida que tiene el virus en el ambiente, entre otros datos de suma importancia. En esa línea, y hasta el día de hoy, seguimos aprendiendo también sobre las secuelas que deja esta infección en nuestro cuerpo, secuelas que además se han reportado como extensas, molestas e incluso perjudiciales para nuestra calidad de vida.

“Un importante grupo de personas que se infectaron con la COVID-19 perdieron el sentido del olfato y el gusto y, como secuela de la enfermedad, desarrollan un trastorno cualitativo del olfato conocido como parosmia, que es un cambio en la percepción normal de los olores, por ejemplo, cuando se distorsiona el olor de algo familiar o cuando algo que normalmente le agradaba de repente se vuelve desagradable, también, puede afectar también al sentido del gusto”, explica el Dr. Manuel Loayza Alarico, médico epidemiólogo de posgrado de la Universidad Norbert Wiener.

Para conocer algunos datos puntuales sobre esta secuela de la COVID-19, el especialista nos brinda un listado con información importante sobre la parosmia:

  • ¿Qué causa la parosmia?: No se conoce con precisión que causa la parosmia, pero existen diferentes factores que favorecen su aparición como, por ejemplo, una infección vírica de las vías respiratorias superiores, por ello su relación con la enfermedad de la COVID-19. En ese sentido, si nos enfocamos en la parosmia post-COVID, algunos estudios de Harvard han señalado que las neuronas sensoriales olfativas se mantienen unidas por un andamiaje de células de soporte, llamadas células sustentaculares, que contienen la proteína ACE2 que actúa como un código para que el virus ingrese y destruya las células de soporte ocasionando distorsión en la recepción molecular de los olores. Asimismo, en un artículo publicado por Hopkins et al., basado en una encuesta en línea en el Reino Unido, reveló que seis meses después de la aparición de la COVID-19, el 43% de los pacientes que inicialmente habían informado haber perdido su sentido del olfato reportaron experimentar parosmia. Ese surgimiento se produjo en una media de 2 meses y medio después de la pérdida de olfato de los pacientes.
  • ¿Qué se siente cuando se tiene parosmia?: La parosmia origina que las personas perciban de forma aislada algunos compuestos volátiles de una sustancia que tiene un olor desagradable o que, incluso, los intensifica. Pueden percibir olores fétidos de todo tipo provenientes de alimentos, objetos e incluso personas. Desde olor a carne podrida, heces, basura, entre otros olores desagradables, son las incomodidades con las que una persona con este padecimiento debe soportar diariamente lo que, sin duda, perjudica su calidad de vida.
  • ¿Cuánto dura la parosmia?: No existe un tiempo determinado de duración, sin embargo, se sabe que esto depende básicamente del organismo de cada persona, la causa que originó la parosmia y el tratamiento que se lleve.
  • ¿Tiene tratamiento?: Existen tratamientos de rehabilitación olfatoria que serán dados por el especialista encargado previa evaluación de la capacidad olfatoria con distintos test, con el fin de obtener mejoras y superación del trastorno. Del mismo modo, es importante recordar que cada caso es particular al igual que las mejoras y el tiempo que se necesite para ver cambios positivos.

Según el especialista, la parosmia puede ser un trastorno bastante complicado de enfrentar porque puede afectar la calidad de vida de una persona a niveles laborales, personales y familiares, pero indica que es importante mantener el optimismo y confiar en el tratamiento. Además, refiere que “la pandemia ha puesto en la mira a la parosmia, lo que ha estimulado la investigación y una gran cantidad de publicaciones en revistas médicas sobre este trastorno que no es nuevo, pero del que se sabe, aún, poco”.

Top
A %d blogueros les gusta esto: