Estás aquí
Portada > Actualidad > Pantallas digitales provocan envejecimiento prematuro del ojo.

Pantallas digitales provocan envejecimiento prematuro del ojo.

Lima.- La fatiga visual y la sensación de sequedad ocular muchas veces son causadas por el excesivo tiempo frente a las diversas pantallas digitales, así como a la sobreexposición a la luz azul que estás emiten, advirtió doctora Lynda Fernández, especialista de EsSalud, quien agregó que ello se debe a que el ojo es sometido a un esfuerzo continuo, al pasar varias horas frente a estos equipos.

La doctora Lynda Fernández, oftalmóloga del Hospital III de Emergencias Grau de la Red Desconcentrada Almenara de EsSalud, informó que diariamente, en los diversos nosocomios, se reciben pacientes con problemas de salud visual relacionados a la sobreexposición de pantallas digitales.

“Por ello, es importante que las familias estén informadas sobre los riesgos de la sobreexposición y la exposición temprana a la luz azul de los televisores, monitores, laptops y celulares” acotó.

Asimismo, informó que los efectos de luz azul-violeta, que producen las pantallas LCD y LED, tienen una onda dañina para el ojo. Esto produciría a largo plazo el envejecimiento prematuro de la retina y el cristalino.

Mencionó que la fatiga visual se debe a que los ojos se centran entre el teclado y la pantalla o leyendo con poca luz y a corta distancia, a través de la tablet, smartphone o laptop, lo que genera que el ojo pierda contraste y lo obliga a un mayor esfuerzo.

Además, explicó que la visión excesiva de imágenes en 3D, – sobre todo en los niños cuya coordinación visual está en proceso de ser adquirida -, podría ocasionar dolores de cabeza, fatiga o náuseas producto de una distorsión entre la imagen real y lo que es percibido por el cerebro.

“En tanto, el uso prolongado de las herramientas digitales por la noche, pueden interrumpir el sueño y provocar insomnio”, anotó.

En ese sentido, la especialista de EsSalud brindó algunos consejos de prevención, como usar un fondo claro en la pantalla y adecuar la luminosidad ajustando el brillo, teniendo en consideración la hora del día y la luz que se tiene en el ambiente.

“Se puede instalar filtros anti-luz azul que ayudan a cambiar el color de la pantalla para reducir la emisión de rayos, que se considera responsable del envejecimiento prematuro del ojo. Otra medida es mantener los espacios abiertos e iluminados en forma natural, ya sea en la habitación de los niños, la oficina donde está ubicado el computador o donde se usan los dispositivos digitales”, anotó.

Añadió que, al detectar molestias en los ojos, se debe parpadear con frecuencia para mantener el ojo hidratado y darle descanso, retrasar en lo posible que los niños comiencen a exponerse a este tipo de luz, reducir las horas de uso de los dispositivos con luz azul y utilizar lentes con tratamiento de filtro azul.

En el caso de los adolescentes y estudiantes, que utilizan estas herramientas de forma regular y prolongada, se recomienda protegerse con el uso de gafas, lentes con o sin corrección, asociados con un tratamiento de protección.

“Los usuarios adultos de herramientas digitales pueden utilizar gafas que promuevan descanso a sus ojos y el filtrado de la luz dañina y efectuar controles periódicos con su médico”, dijo.

Top
A %d blogueros les gusta esto: