Estás aquí
Portada > Vida y Estilo > Padres deben prestar más atención a hijos adolescentes durante la cuarentena por coronavirus

Padres deben prestar más atención a hijos adolescentes durante la cuarentena por coronavirus

Lima, Perú.-. Según el estudio Gen Z: Perfil del Adolescente y Joven del Perú Urbano 2019, publicado en junio de ese año por Ipsos, estimó que 3.4 millones de la población sería adolescentes y jóvenes. Siendo la adolescencia una etapa de intensos cambios, debe ser comprendida con mayor detenimiento. Aquí es importante recordar que la pubertad marca el inicio de los cambios físicos en la adolescencia, su inicio varía entre varones y mujeres siendo el intervalo entre los 10 a 12 años de edad, ello trae diversos retos en la persona que acompañado de los cambios cognitivos y socioemocionales pueden generarle malestar emocional, aún más al enfrentarse a una crisis como la que estamos pasando debido al coronavirus.

Eillen Díaz, profesora y psicóloga de la oficina de Bienestar Estudiantil de la universidad ESAN, indicó que los adolescentes tienen distintas perspectivas frente a la cuarentena y suelen tener un pensamiento centrado en una visión de invulnerabilidad que se traduce en creer que no les pasará nada malo porque simplemente lo creen así.

“Esto no es real, por lo que es importante brindar evidencias y alternativas de pensamiento. Quizá apoyándose de experiencias pasadas en donde las cosas no salieron como se esperaban, aunque sin caer en lo catastrófico. Aquí se debe reforzar el concepto de cuidado, no solo de sí mismo sino de otros, siendo este último punto clave para la situación actual en donde las personas más vulnerables no son necesariamente las que se encuentren en este rango de edad”, explicó la especialista.

Agregó, que debemos recordar que la adolescencia es una etapa que permite la consolidación de la personalidad, por lo que la forma en la que perciban las situaciones y los recursos con los que cuente serán muy importantes. Sin embargo, es sustancial comprender que la crisis por la que atravesamos en la actualidad no es una situación ni normal ni cotidiana por lo que la visión de injusticia podría aparecer y provocar malestar emocional al verse limitados en su acción y en su socialización.

En estas circunstancias, los padres deben prestar atención por el mundo interno de los adolescentes, compartir experiencias para fortalecer la comunicación y cercanía. Aquí resultaría útil comentar algunas anécdotas del pasado similares en donde se brinde no solo orientación ofreciendo variadas alternativas de pensamiento, sino comprensión de las emociones que pueden generarse ante una situación de crisis y enseñarles a distinguir entre emociones saludables (ligadas a la precaución) y aquellas que no lo son (se vuelven paralizantes), recomendó la experta.

Dado que los adolescentes tienden a estar en la lucha de su independencia puede ser un reto el exigirles seguir los lineamientos y la autoridad en casa; sin embargo, debemos recordar que son seres capaces de comprender la lógica de las cosas, ser muy racionales y cuidadosos cuando la situación lo amerita. Lo importante es saber transmitir el mensaje, pedir su aporte, ideas para mejorar la situación y optar una rutina que les permita tener mayor control y por pasatiempos que unan a la familia dejando que tengan un espacio para sí mismos, manifestó.

De acuerdo al mismo estudio mencionado al inicio de esta nota, lo que caracteriza al adolescente peruano es que emplea la tecnología en su día a día, es un gran consumidor de redes sociales, disfruta de actividades recreativas con sus pares, entre otros.
Sobre este punto, Díaz afirmó que los adolescentes muchas veces se refugian en los videojuegos, juegos de mesa, en línea, o pasatiempos y pueden ser herramientas de ayuda si se toman con precaución. No recomienda que sea la única actividad del adolescente, pues es importante que tenga una interacción real y variada.

Finalmente, la docente de la UESAN enfatizó que el sueño y la alimentación son básicos en la etapa de la adolescencia. Así es importante que se conserven buenos hábitos alimenticios y de descanso. A esta edad deben dormir entre 8 a 10 horas, realizar actividad física y tener una alimentación balanceada.

Top
A %d blogueros les gusta esto: