Estás aquí
Portada > Noticias > Ordenan prisión para sacerdote acusado de violación de un niño

Ordenan prisión para sacerdote acusado de violación de un niño

El primer Juzgado Penal de Investigación Preparatoria de Pucallpa, a cargo del juez Jenner García Durand, dictó 9 meses de prisión preventiva para el sacerdote italiano Marco Francesco Mambretti, acusado de violación sexual contra el menor G. T. R. (16).

El requerimiento lo sustentó el fiscal provincial titular de la Segunda Fiscalía Provincial Penal de Yarinacocha, Miguel Huamaní Quispe, quien logró acreditar fehacientes elementos de convicción que vincularían al cura del seminario Santo Domingo con el delito de violación sexual en agravio del menor de edad.

El sacerdote Marco Francesco Mambretti no participó de la audiencia judicial, por lo que se ordenó su inmediata ubicación y captura en todo el territorio nacional a pedido del Ministerio Público, para su internamiento en el penal de Pucallpa.

El titular de la parroquia Santo Domingo Sabio fue denunciado en agosto del 2018 por la madre del menor. Cuando ocurrieron los hechos, la víctima tenía trece años. La denunciante relató a La República cómo se había percatado de que su hijo había sido abusado sexualmente.

«Noté que algo no estaba bien con mi hijo cuando empezó a cambiar su forma de ser. Se hizo rebelde, no hacía caso a nadie, o a veces estaba callado en un rincón. Además, me percaté de que tenía moretones en la espalda y en el cuello. También en dos oportunidades encontré su ropa interior con sangre. Todo esto me hizo pensar lo peor y empecé a preguntarle, pero no me quería contar nada. Quizá por miedo o vergüenza», narró la madre.

Para la abogada a cargo de la defensa de la víctima, Karen Abregú, esta medida es justa. «La defensa tiene un plazo de tres días para apelar esta medida, pero esperamos que se confirme esta resolución por la gravedad de los hechos», dijo.

También mencionó que en el pedido de prisión preventiva se cumplieron todos los presupuestos para dictar la mencionada medida contra el sacerdote.

«Existe fundados y graves elementos de convicción, que del pronóstico de la pena resulta superior a los cuatro años y, por último, que se evidencia un posible peligro procesal, siendo que con dictar la prisión preventiva se garantizará la eficacia del proceso penal; en ese sentido, resulta proporcional dictar la medida de prisión preventiva», señaló.

Mediante un comunicado, el Vicariato Apostólico de Pucallpa lamentó la decisión dictada por el Juzgado Penal asegurando que el sacerdote acusado se está sometiendo a la justicia. «El padre Mambretti tiene domicilio conocido, una función laboral conocida y no existe ningún peligro de fuga», señala. La Iglesia prefiere la defensa del sacerdote en lugar de exigir justicia para el niño.

Top
A %d blogueros les gusta esto: