Estás aquí
Portada > Turismo > Operación del tren local en la nueva convivencia

Operación del tren local en la nueva convivencia

Cusco, Perú.-. A partir de noviembre el Tren Local volverá a operar con todas sus frecuencias diarias en la ruta hacia Machu Picchu cumpliendo con protocolos sanitarios ante la COVID-19 y según los lineamientos establecidos por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones mediante la R.M. 578-2020- 2020-MTC, con las siguientes tarifas desde el 1 de noviembre: Pobladores del distrito de Machupicchu y comunidades aledañas a la vía férrea: S/5.00 soles en tramo largo y S/3.00 soles en tramos intermedios, y pobladores cusqueños: S/ 12.00 soles. 

Los pasajeros deberán hacer uso obligatorio y correcto de mascarilla y protector facial desde los puntos de embarque y a bordo del tren. Asimismo, no podrá transportarse pasajeros de pie y cada pasajero deberá respetar el asiento asignado en su boleto para garantizar el distanciamiento físico obligatorio al interior de los coches.

Los pobladores de comunidades que aborden el Tren Local en paraderos intermedios de la ruta deberán acatar las indicaciones de uso de mascarilla, protector facial y distanciamiento dadas por el personal del tren durante el embarque y desembarque del servicio, así como las recomendaciones sanitarias durante el trayecto. La venta y consumo de alimentos al interior del tren queda prohibida a fin de garantizar las condiciones de salubridad de todos los pasajeros, de acuerdo a las disposiciones normativas vigentes.  

Los pasajeros del Tren Local, al igual que los pasajeros de los servicios de trenes turísticos, deberán respetar el protocolo sanitario al interior de las estaciones; el cual ha sido establecido por el concesionario. 

Precisamos que el Tren Local, es un servicio de transporte público que facilita el traslado e integración de los pobladores de Machupicchu y las comunidades para el desarrollo de sus diferentes actividades diarias. Es por eso, que para dar cumplimiento al protocolo sanitario se ha dispuesto la reducción del aforo en el servicio, privilegiando su uso a los pobladores de Machupicchu y sus comunidades, y Cusco en general. 

Esto significa que los turistas nacionales no podrán acceder al servicio local, porque la capacidad de atención se ha reducido drásticamente para cumplir con las medidas sanitarias establecidas por el Gobierno, quedando la capacidad del tren disponible únicamente para los pobladores de Machupicchu y las comunidades comprendidas en la ruta Ollantaytambo – Machupicchu – Hidroeléctrica, y de Cusco en general.

Top
A %d blogueros les gusta esto: