Estás aquí
Portada > Tecnología > Noruega deja la puerta abierta a Huawei

Noruega deja la puerta abierta a Huawei

Lima, Perú.-. La decisión del gobierno noruego de no implementar una prohibición absoluta sobre el uso de equipos 5G suministrados por Huawei ha dejado la puerta abierta para que la empresa china busque oportunidades de redes 5G no básicas en Noruega.

Esto traslada la toma de decisiones sobre contratos y asociaciones relacionados con la compra y el despliegue de tecnologías de Huawei a las salas de junta de las empresas de telecomunicaciones.

Pero la resolución del gobierno, ampliamente acogida por los jefes de la industria en el ámbito de las telecomunicaciones y las comunicaciones móviles, está resultando impopular en Washington.

La administración Trump ha presionado activamente a los gobiernos nórdicos para que no hagan negocios con Huawei sobre la base de que las tecnologías integradas en sus equipos podrían representar una amenaza a la seguridad cibernética nacional debido a la naturaleza incierta de la relación de Huawei con las agencias de inteligencia y defensa de China.

«El enfoque específico de nuestros requisitos de seguridad recae en las empresas de telecomunicaciones y no en los proveedores individuales», dijo Nikolai Astrup, ministro de gobierno local y modernización de Noruega. “El gobierno mantiene un diálogo abierto y productivo sobre los requisitos de seguridad. Es responsabilidad directa de las empresas del sector de las telecomunicaciones realizar sus propias evaluaciones de riesgos al seleccionar proveedores de equipos”.

A pesar del enfoque estratégico y distintivo de Noruega hacia Huawei, a la compañía le resulta más difícil establecer asociaciones a través de contratos de entrega de equipos 5G en los mercados nórdicos. Esto se produce a raíz de una serie de reveses contractuales en 2019 que hicieron que Ericsson ganara acuerdos de asociación con TDC y Telenor para su red nacional central de 5G en Dinamarca y Noruega.

La tensa relación de Huawei con el gobierno danés, una situación agravada por las afirmaciones de los funcionarios del gobierno de un intento de interferencia china en el proceso de toma de decisiones 5G, no ha ayudado a la causa de la compañía china a asegurar acuerdos de construcción de redes 5G de alto perfil. Huawei tampoco ha logrado impresionar a las autoridades danesas con su oferta de proporcionar garantías pro forma sobre la integridad y seguridad de sus tecnologías y equipos 5G.

Para Huawei, Noruega y Dinamarca presentaron los dos mercados nórdicos con mayor potencial en el espacio de equipos de red 5G. En Suecia y Finlandia, los operadores locales siempre fueron más propensos a favorecer las asociaciones locales con los proveedores de hardware Ericsson y Nokia como proveedores líderes de equipos de red 5G.

En términos prácticos, la política declarada del gobierno noruego de permitir que los operadores de telecomunicaciones elijan sus propios socios 5G permitirá a Huawei, que ha estado suministrando tecnologías de red a Noruega desde 2007, buscar oportunidades de asociación y ventas de equipos de red 5G nuevos, pero no esenciales en ese mercado.

Aunque Telenor se ha asociado con Ericsson para ofrecer su red nacional de radio 5G en Noruega, la empresa de telecomunicaciones estatal noruega continuará utilizando Huawei para mantener su red de radio 4G y actualizar la cobertura 5G en algunas ubicaciones geográficas del país.

“Telenor ha utilizado a Huawei como proveedor de nuestras redes en Noruega desde 2009, y nuestra experiencia al trabajar con ellos ha sido positiva”, dijo Anders Krokan, vicepresidente de comunicaciones de Telenor Norway. “Huawei ha cumplido con los estrictos requisitos de seguridad y calidad que tenemos para nuestros proveedores. Esta es una condición fundamental en nuestra cooperación».

Los proveedores de equipos, nacionales y extranjeros, del sector de las telecomunicaciones de Noruega están regulados por dos leyes principales: la Ley de Comunicaciones Electrónicas (LEC / Ekomloven) y la Ley de Seguridad Nacional (Sikkerhetsloven). La LEC incluye disposiciones rígidas que regulan la adquisición de equipos y el uso de tecnologías ofrecidas por proveedores extranjeros de países que no tienen un acuerdo de seguridad mutuo con Noruega.

La estipulación de seguridad de Noruega, promulgada en 2019, agregó una capa adicional de complejidad a la búsqueda de Huawei de un acuerdo de asociación 5G con Telenor, dado que Noruega no tiene un acuerdo de seguridad mutuo con China.

LEC incorpora reglas que rigen la interceptación de comunicaciones electrónicas y el almacenamiento de datos personales por tiempo limitado. La legislación establece las condiciones bajo las cuales los operadores de red y los proveedores de equipos pueden capturar y retener metadatos.

En el caso del tráfico de datos, LEC determina que estos deben ser eliminados o anónimos tan pronto como los datos ya no sean necesarios para fines de comunicación o facturación. La ley requiere el consentimiento de los usuarios en el procesamiento posterior del tráfico de datos.

Fue el conjunto de la infraestructura legislativa de seguridad nacional de Noruega, combinado con estrictos mecanismos de supervisión y vigilancia, lo que jugó un papel importante para convencer al gobierno de trasladar la responsabilidad de la futura colaboración con Huawei del estado a los actores de la industria de las telecomunicaciones.

La posición política de Noruega tiene el potencial de mejorar las relaciones comerciales y políticas entre Oslo y Beijing, que se congelaron después de que Telenor anunciara su asociación nacional de red de acceso de radio 5G (RAN) con Ericsson en diciembre de 2019. Debido a su cooperación cada vez más profunda con Telenor, Huawei había sido el principal candidato para asegurar el contrato desde 2017.

Top
A %d blogueros les gusta esto: