Estás aquí
Portada > Actualidad > NCORE 2020: Una mirada a la competitividad de las regiones

NCORE 2020: Una mirada a la competitividad de las regiones

Lima, Perú.-. El día de ayer se publicó el INCORE, índice que cuantifica la posición relativa de las 25 regiones del Perú a través de seis pilares: entorno económico, infraestructura, salud, educación, laboral e instituciones. Estos están compuestos por cuarenta indicadores, lo que permite evaluar el rumbo que está tomando cada región, así como identificar sus principales fortalezas y debilidades. De esta manera, se pueden centrar los esfuerzos e implementar políticas públicas adecuadas que generen un mayor impacto sobre su desarrollo.

Principales resultados
Se mantiene la tendencia de la relación directa entre competitividad y desarrollo económico y social. Así, de las ocho regiones menos competitivas, siete también son las más pobres.

El tercio superior se mantiene conformado por regiones de la costa, siendo las cinco primeras de la costa sur. Las regiones más competitivas son Lima* (incluye Lima Metropolitana y Provincia Constitucional del Callao), Moquegua y Tacna. Este año, Moquegua subió dos posiciones y desplazó a Arequipa al cuarto lugar. Por el contrario, las regiones menos competitivas son Huancavelica, Puno y Cajamarca.

Las que más avanzaron y las que más retrocedieron
Apurímac registró el avance más importante, al subir cuatro posiciones y ubicarse en el puesto dieciséis. La región mejoró en cuatro de los seis pilares y en dieciocho de los cuarenta indicadores. Laboral y Entorno Económico son los pilares en los que más mejoró. Esto debido a que Apurímac aumentó en la creación del empleo formal y se ubicó en el primer lugar en dicho indicador, además, registró una importante reducción en la brecha de género, específicamente, en ingresos laborales. Asimismo, avanzó notablemente en el incremento del gasto real por hogar.

Huánuco y Lambayeque comparten el segundo lugar de mayor avance en el INCORE. Por un lado, el desempeño positivo de la región central se explica en que mejoró en los indicadores sobre desnutrición crónica y vacunación. Su avance de dos posiciones en el pilar Instituciones se debió a la mejora en la percepción de inseguridad de noche, así como en ejecución de la inversión pública y en percepción de la gestión pública regional. Por otro lado, Lambayeque destaca en la mejora de posiciones en el pilar Instituciones, con avances en la gestión pública regional y en la percepción de inseguridad de noche.

En la otra cara de la moneda se encuentran Ucayali y Ayacucho. Ambas regiones registraron el mayor retroceso en el INCORE con respecto al 2019. Ucayali cae tres posiciones y se ubica en el puesto veinte de veinticinco. Esto se debe a que presentó un retroceso en cuatro de los seis pilares, entre los cuales destaca la caída de ocho posiciones en el pilar Laboral debido al desplome en la creación de empleo formal y al incremento de la brecha de género en ingresos laborales. Por su parte, Ayacucho también retrocedió tres posiciones, ubicándose en el puesto dieciocho del ranking. La caída en los pilares Laboral e Instituciones explican el retroceso. Destacan la menor creación del empleo formal y el retroceso en la ejecución de la inversión pública y resolución de expedientes judiciales.

Es importante mantener el tema de competitividad en la agenda debido a que esta definirá la ruta que seguirán las regiones en el futuro y sus posibilidades de reactivación económica luego de la crisis actual. En este sentido, el INCORE es una herramienta para entender la dinámica regional y así centrar los esfuerzos en implementar las políticas públicas que aumenten la competitividad y, a la larga, generen mayor desarrollo.

Para más información, puede visitar la página web del INCORE https://incoreperu.pe/ , allí encontrará toda la información correspondiente a todas las ediciones del INCORE.

Top
A %d blogueros les gusta esto: