Estás aquí
Portada > Artículos > Mujeres con Superpoderes Gracias a la Tecnología

Mujeres con Superpoderes Gracias a la Tecnología

Autor: Natalia Sanchon, Líder de Marketing, Avaya Latinoamérica

Soy mamá, profesional, esposa, amiga, hermana, hija, jefa, empleada, soy la superheroína Black Widow… soy mujer.

Se acerca el Día Internacional de la Mujer y en cada trayecto que hago en el auto camino al trabajo, sucede siempre lo mismo casi automáticamente: recapitulo mentalmente mis pendientes. Es inevitable. Inicia la jornada, conduzco y mi mente inicia su proceso para no detenerse; son miles de pensamientos que aparecen. Sin embargo, siempre a fin del día noto una cosa, no son sólo los pendientes ni las tareas ni las actividades sino las prioridades, el amor, la lista del super, las llamadas de trabajo que se multiplican.

En estas reflexiones, miles de conceptos e ideas me vienen a la mente… trabajar en tecnología es para mí un placer y también un desafío diario. Y es la misma tecnología la que se acopla perfectamente a esa nube de ideas que me abruman y que me encanta vivir y que hacen parte de mi mundo personal.

Me levanto temprano, preparo a los chicos, armo loncheras, los llevo a la escuela, sigo camino a la oficina. Y es ahí cuando viene la inspiración, en esos trayectos de autopistas y calles, de camino a hacer lo que me gusta, cuando se me ocurren las ideas. Así, envío mensajes de voz, chats en grupos, chats individuales; tengo un equipazo de mujeres talentosas que escuchan mis audios, mis locuras y se suman entusiasmadas a lo que les proponga.

Es más avanzada la mañana cuando finalmente llego a la oficina y empiezan las llamadas con colegas, los eventos, las planificaciones, ¡mi pasión! En mi escritorio, me tomo un mate, más tarde un café… Y mientras sucede todo esto, entre reunión y reunión, envío mensajes (a mí misma) con la lista del super, con los pendientes de la casa, del trabajo. Escribo en mi libreta con mil colores, subrayando y marcando lo importante.

Mariano, mi hijo mayor que tiene cuatro años, ya entiende que cada uno en la familia tiene un rol, una actividad. Papá y mamá trabajan en casa, en la oficina y viajan por trabajo… es el trabajo lo que nos permite comprar cosas (de “Avengers” principalmente). Para mi segundo hijo, Esteban, de un año, después de las 18 hs. soy “Black Widow” y es en ese rol que hago que las cosas sucedan, se me escucha por la casa diciendo: ¡A bañarse! ¡A cenar! ¡A dormir! Mi ángel de la guarda dulce compañía… Cuando termina mi participación como Black Widow, preparo las cosas para el día siguiente.

La tecnología esta naturalizada para los chicos; hacemos cosas juntos como cocinar, leer, jugar, pasear. Sin embargo, en muchas ocasiones – aunque parezca que entienden – el trabajo de papá y mamá, estas cosas de la vida diaria se vuelven un poquito más difícil. Pero existen tecnologías, aplicaciones como Avaya Spaces que cuando viajamos o estamos fuera nos ayudan a mantenernos cerca de ellos y compartir actividades sin que esos días se hagan tan complicados. Por ejemplo, los dispositivos inteligentes como Avaya Vantage, nos permiten disfrutar de una interfaz gráfica de pantalla táctil con aplicaciones de productividad y comunicación en nuestro escritorio. Podemos transformar rápidamente nuestra oficina en casa en una sala de videoconferencia con una Unidad de colaboración Avaya IX CU-360, que, con su simplicidad de instalación, permite a usuarios como yo, conectarse fácilmente esta cámara inteligente a la pantalla de la oficina, y en cuestión de minutos, disfrutar de la colaboración a distancia.

Pienso en lo afortunada que soy pudiendo trabajar en una empresa que me da las herramientas para estar comunicada viviendo multiexperiencias con nuestros clientes, partners, colegas y también otras tantas con mi mundillo personal.

En este mes de la mujer (y todos los días) pienso, agradezco y celebro a las mujeres que hacen parte de mi vida.

Y hoy especialmente, celebro a todas las mujeres, a mi equipo de trabajo, ¡mi mamá, mi hermana, mis amigas, mi sobrina y a todas las que en 24 horas somos multitasking. Es cada día gracias a la tecnología y no a los superpoderes, que podemos convertirnos en aquella mujer que queremos, incluso, en Black Widow…

Top
A %d blogueros les gusta esto: