Estás aquí
Portada > Empresarial > Luz en casa que cambia vidas: cuando la tecnología y el sol se alían para garantizar servicios básicos en el hogar

Luz en casa que cambia vidas: cuando la tecnología y el sol se alían para garantizar servicios básicos en el hogar

Lima.- Seis horas diarias de luz eléctrica para contar con iluminación, cargar el celular o la tablet con la que los niños pueden estudiar, o conectar aparatos y electrodomésticos domiciliarios, como la radio o la televisión, pueden cambiar la vida de muchas familias. Durante los últimos 15 años miles de hogares peruanos, que viven en zonas de difícil acceso, han mejorado su calidad de vida gracias a un proyecto que facilita el acceso de sus hogares a sistemas fotovoltaicos domiciliarios (SFD), que no necesitan más alimento para funcionar que la energía del sol.

Detrás de esta iniciativa está acciona.org, que en 2009 puso en marcha, en Cajamarca, el programa “Luz en Casa” y que, actualmente, acaba de concretar en la Amazonía peruana una tercera fase de este proyecto, beneficiando a más de 7.400 peruanos y más de 25.000 en todo el país. Magno Valera Manuyana, usuario de la comunidad de Huacrachiro, en el distrito Puinahua, región Loreto, pone voz al sentir de estas familias: “Nos ha mejorado la calidad de luz porque anteriormente nos alumbrábamos con un mecherito que le llaman lamparín y usa petróleo, sufríamos mucho para cargar el celular, y si no se tenía un grupo electrógeno había que correr lejos para cargarlo. Cada día pagábamos un sol y ahora estamos muy contentos con la luz y con el costo. Mis hijos están en la primaria y en la secundaria, les han repartido tablets a los muchachos y ahí se recargan. También hacen tareas en la noche, lo que antes no podían.”

La evolución tecnológica ha permitido que los sistemas de generación fotovoltaica empleados en la ejecución de la tercera fase de acceso a luz eléctrica en la Amazonía contengan componentes ambientalmente inocuos, sean de fácil traslado, instalación y uso, y la posibilidad de añadir un sistema prepago que facilita la gestión del servicio. ¿Qué beneficios ofrece esta tecnología?:

Almacenamiento.- Incorporan baterías de litio (LiFePO4) muy eficientes que requieren un panel menor para que el sistema ofrezca un rendimiento similar (50 vs 80 W), tienen una vida útil estimada de 20 años -que dobla a las de plomo (10 vs 5 años)-, un tamaño y peso inferiores (1,5 kg vs 40 kg) y no contienen elementos contaminantes que hagan necesaria su retirada por un gestor especializado.

Iluminación.- Se emplean lámparas de tecnología LED de alta eficiencia que no contienen los vapores de mercurio de los fluorescentes compactos.

Instalación.- Los sistemas 3G tienen un número reducido de componentes, ya que la batería y el controlador están integrados en el mismo dispositivo, y cuentan con arquitectura plug&play. Esto hace que su montaje y desmontaje sean fáciles para cualquier persona que haya recibido una capacitación básica al respecto.

Uso.- Además de ofrecer luz eléctrica, carga de teléfono celular y conexión a aparatos y pequeños electrodomésticos muy eficientes, incluye un sistema prepago. El dispositivo batería + controlador cuenta con indicadores LED que muestran de manera intuitiva el estado del sistema. Este equipamiento ofrece diariamente, al menos, seis horas de luz eléctrica, para la carga de un teléfono celular o tablet y también para conectar aparatos o electrodomésticos compatibles a 12Vcc como radio o televisión.

En definitiva, mejoran la experiencia del usuario con un mayor rendimiento y vida útil, además de que facilitan su manejo por la compacidad que evita manipulaciones incorrectas y su transporte hasta ubicaciones muy remotas, por su bajo peso. Además, los sistemas 3G suponen una inversión de aproximadamente la mitad que los sistemas 2G. Esto es de especial importancia en comunidades amazónicas, ya que los gastos de implementación en lugares tan difícilmente accesibles son muy elevados.

Desarrollo de capacidades
Una de las acciones que se ha implementado en la Amazonía, dentro de la cadena de valor del proyecto, es “capacitar a los usuarios en la instalación, uso y mantenimiento básico de estos sistemas, de manera que, una vez se distribuyen los equipos, ellos mismos los llevan a sus viviendas y son capaces de instalarlos”, comenta Jessica Olivares, gerenta de acciona.org en nuestro país.

Para la instalación y el uso de los sistemas, los beneficiarios cuentan con el apoyo de su Comité de Electrificación Fotovoltaica (CEF), órgano de representación en cada comunidad elegido por y entre sus usuarios, que debe contar con un mínimo de tres miembros, de ellos al menos una mujer. Sus principales atribuciones, para cuyo desempeño sus miembros son capacitados específicamente, son ejercer de interlocutores y apoyar a los usuarios de su comunidad para el mantenimiento básico de los sistemas y recolectando las cuotas del servicio.

Actualmente, Luz en Casa Amazonía se implementa en 30 comunidades rurales aisladas de las cuencas de los ríos Napo, Ucayali y Amazonas, y acaba de concretar su tercera fase con más de 7400 peruanos beneficiados en la región; en total, más de 25 000 personas en todo el Perú.

Top
A %d blogueros les gusta esto: