Estás aquí
Portada > Tecnología > Los delitos informáticos en el Perú aumentaron un 846% en 7 años

Los delitos informáticos en el Perú aumentaron un 846% en 7 años

El fraude cibernético es la estafa realizada a través de una computadora conectada a internet. El delincuente acude a herramientas tecnológicas para acceder o vulnerar cualquier sistema de contraseñas y seguridad.
Hecha la ley, hecha la trampa dice la frase favorita de estos individuos que con buena base de conocimientos informáticos generales pueden ingresar a cualquier sistema y poder sacar provecho de cualquier manera modificando o extrayendo todo contenido, todo esto acompañado con un engaño que hace que el estafado ingrese o comparta datos personales los cuales facilitan el ingreso a las bases de datos o tarjetas de crédito.
Los ciberdelincuentes ofrecen ofertas atractivas con un anticipo aparte, piden transferencias bancarias a cuentas personales a través de la venta de artículos que son en su mayoría costosos, invitan por mensajes instantáneos a ingresar a los servicios de la banca en línea solicitando descargar e instalar aplicaciones o por medio del nombre de usuario y contraseñas en páginas web apócrifas. Otra técnica utilizada por estos estafadores es la persuasión de sus consumidores a seguir las negociaciones de adquisición del producto fuera de la plataforma digital.
De acuerdo al centro de seguridad de Google, existen cuatro tipos principales de fraudes cibernéticos:
● Compra de artículos online
Además de la piratería encontramos estados irreales de los productos, los cuales no cumplen con las características con las que son ofertados, se omite información de contacto, las víctimas no pueden reclamar ni reciben respuestas
● Pharming / Sitios con Virus
Sitios maliciosos rondando por la web. Una vez que la víctima ingresa, se produce la descarga de un software que roba información sensible como contraseñas o datos bancarios.
● Phishing / Suplantación de Identidad
Se hacen pasar por una empresa de confianza, luego piden datos personales o financieros. Este tipo de fraude se produce mediante correo electrónico, redes sociales o incluso llamadas.
● Carding / Robo de Tarjetas Bancarias
Es el uso ilegal de las tarjetas de créditos, el delincuente realiza la estafa por llamadas telefónicas o email, así consigue los datos de la tarjeta de la víctima y realiza compras reiteradas veces.
Los tipos de ataques en línea más comunes durante el 2020 tuvieron en foco temas relacionados con el covid-19.
En el Perú, las modalidades habituales de estafas online son:

  1. Páginas en Facebook de negocios falsas
    Los ciberdelincuentes piden el pago anticipado por la venta de productos relacionados con la pandemia (mascarillas, oxígeno, trajes de protección) y los compradores no reciben los productos ofrecidos.
  2. Creación de páginas web falsas de marcas reconocidas Los cibercriminales suplantan la identidad de marcas conocidas para engañar a los usuarios.
  3. Anuncios de trabajo fraudulentas
    Los estafadores inventan anuncios con ofertas laborales de empresas que no existen para captar datos personales pidiendo el pago por una certificación para luego del engaño desaparecer.
    En el país, la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología de la Policía Nacional (Divindat) busca empoderar a los consumidores para prevenir los fraudes cibernéticos.
    Las instituciones de seguridad nacional emprendieron iniciativas para preservar un entorno digital seguro y resiliente, y a la vez también promover la cultura de denuncia ante posibles delitos cibernéticos en beneficio del consumo responsable.
    En caso de ser víctima de un delito cibernético, se debe considerar lo siguiente:
    ● Realiza capturas de pantalla y copia las direcciones electrónicas de las páginas web; guarda mensajes, correos electrónicos, fotos y conversaciones, y todo lo que se crea conveniente como para tener un respaldo digital antes de que sea todo eliminado por el estafador.
    ● Además de hacer una captura, debes reportar y bloquear el perfil (en la red social y/o correo electrónico) y compartirlo para difundir al estafador.
    ● Si eres padre o madre o tienes un menor de edad a cargo, fomenta a resolver el problema y a prevenir en el futuro.
    ● Llama gratis al 1818 o al teléfono (01) 431-8898 o acudir directamente a la oficina de la Divindat en el piso 9 de la av. España N.° 323, Cercado de Lima.
    ● Se puede reportar problemas de seguridad al Centro Nacional de Seguridad al correo electrónico: incidentes@cnsd.gob.pe o al teléfono 01 2197000. ● Si crees que los datos han sido comprometidos, se debe cambiar inmediatamente las contraseñas de acceso y contactarse con el soporte técnico correspondiente de la cuenta o sistema afectado
    ● El coronel PNP Cruz recomendó no realizar transferencias a cuentas personales desconocidas sin antes verificar en la web de la Sunat que exista la empresa solicitando el número de RUC.
    ● Puedes realizar una denuncia online a través del Ministerio Público (haciendo clic en este enlace) o acudir a la comisaría más cercana
    Si tus padres ingresaron al mundo del internet es necesario que puedas informarles sobre los peligros que existen, ya que la mayoría de las estafas son hechas a gente de mayor edad. Para los delincuentes, estas personas son las más vulnerables, ya que son fácilmente persuadidos si no están al tanto.
    Tendencia Creciente de Estafas Online
    Los datos recopilados por el Ministerio Público en nuestro país evidencian un incremento acelerado de denuncias por delitos informáticos año a año.
    Las denuncias por delitos informáticos registrados de octubre de 2013 a julio de 2020, fueron más de 12.000 y la mitad de las mismas corresponden solamente a dos años (2019 y 2020). De esta forma se visualiza la tendencia creciente, donde los registros pasaron de 369 en 2013 a 3491 en 2020, registrando así un aumento del 846% en un período menor a 10 años.
    Casi el 80% (9515) de las denuncias totales por estafas cibernéticas son por fraude informático. Le siguen muy lejos 1537 reclamos (12,6%) por el delito de suplantación de identidad y 760, por delitos contra datos y sistemas informáticos (6,2%).
    Dentro de los fraudes informáticos, el delito que siempre, año a año, posee la mayor cantidad de denuncias corresponde a las operaciones y transferencias electrónicas y/o de fondos no autorizados: con el pico histórico de 2350 denuncias en el 2020 (el 89,9% del total).
    Con respecto al año en curso, solamente en el primer cuatrimestre (entre enero y abril), se han registrado aproximadamente 1200 denuncias de delitos cibernéticos. Es decir, que desde que empezó el 2021, la
    División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (Divindat) ha estado atendiendo unas 300 denuncias al mes.
    Una de las razones principales que ocasionaron la suba de fraudes electrónicos es la inesperada situación emergente del Covid 19 que claramente no trajo solamente problemas y preocupaciones respecto a la salud. Con el aumento de compras, ventas, transacciones, depósitos y del tráfico cibernético en sí; las estafas crecieron notablemente. No solamente la causa se encuentra en el aumento inédito del e-commerce sino también en el trabajo remoto, que es de los factores que incrementó los casos de estafa cibernética vía phishing.
    Con el fenómeno de la digitalización masiva y el aumento del e-commerce a raíz del aislamiento por Covid, los estafadores encontraron más presas para poder atacar: personas y empresas que no toman debidos recaudos de seguridad por no estar acostumbrados a hacerlo. En base a una encuesta realizada por Marsh y Microsoft, mientras la mitad de las empresas peruanas sufrieron ataques cibernéticos, solamente una quinta parte de las mismas invirtieron en ciberseguridad.
    De acuerdo a la analista Melisa Murialdo, otros de los factores es la falta de mecanismos para proceder ante la exposición de nuestra privacidad constante en formularios, curriculums vitaes, procesos de compra en internet; ya que no nos aseguran que nuestros datos están protegidos, no tenemos forma de poder negarnos y como todas lo hacen tampoco podemos a veces encontrar fácilmente la fuente de filtración de nuestros datos. Podríamos decir que el mundo de la tecnología siempre tendrá su punto débil, ya que grandes potencias mundiales han sufrido de estos ataques y hasta el día de hoy no se encuentran los culpables; no obstante, ante el marcado y constante avance de los delitos y estafas en internet, la importancia de prevenir y estar informado en épocas de Coronavirus no se limita sólo al área de la salud.

Editora: Analista Melisa Murialdo

Fuentes:
División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (Divindat); Marsh;
Sunat, Organización de los Estados Americanos (OEA) Cómo pedir Préstamos Seguros vía Online; Centro de Seguridad de Google, IntSights External Threat Intelligence, Legal Information Institute, CNSD│Centro Nacional de Seguridad Digital ; Normas sobre la ciberdelincuencia en el Perú

Top
A %d blogueros les gusta esto: