Estás aquí
Portada > Actualidad > La importancia del tratamiento multidisciplinario del Mieloma Múltiple en pacientes de tercera edad.

La importancia del tratamiento multidisciplinario del Mieloma Múltiple en pacientes de tercera edad.

Lima.- La expectativa media de vida del peruano ha aumentado y ha llegado a ser de 75 años para el 2018. Con ello, la atención a la salud del adulto mayor es un asunto cada vez más relevante. En el caso de los pacientes dentro de la tercera edad que padecen enfermedades graves, como es el caso del mieloma múltiple, la necesidad de un tratamiento integral y multidisciplinario, o sea, la participación de varios especialistas médicos de diversas áreas deberá ser aún más prioritaria.

El Mieloma Múltiple es un cáncer poco común. Esta enfermedad afecta directamente a la médula ósea y es ocasionado por el crecimiento descontrolado de las células de defensa del organismo llamadas células plasmáticas. Su incidencia (casos nuevos de pacientes por año) es ligeramente mayor en hombres entre 60 y 65 años, y los síntomas pueden confundirse con los característicos del adulto mayor tales como: la fatiga, dolores en huesos, anemia y posibles alteraciones renales. De acuerdo con el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), a nivel mundial hay un estimado de 159 985 casos nuevos y 106 105 muertes cada año.

Debido al cuadro clínico que presenta el paciente y la debilidad que manifiesta, se recomienda un seguimiento más periódico, con el objetivo de monitorizar de forma más de cercana la evolución y control de la enfermedad. Siendo el objetivo principal y más relevante el poder recuperar la calidad de vida a los pacientes mediante un adecuado y continuo tratamiento. El seguimiento de la evaluación del tratamiento deberá realizarse con un médico especialista y con gran conocimiento del mieloma múltiple como lo es el oncólogo-hematólogo. Por tratarse generalmente de pacientes adultos mayores que padecen de dos o más enfermedades, el tratamiento debe realizarse de forma integral y en conjunto de otros médicos especialistas. Este tipo de tratamiento se vuelve de suma relevancia para mantener un control óptimo de la enfermedad.

El mieloma múltiple es una enfermedad que impacta de forma significativa los estados anímicos y psicológicos no solo en el paciente, sino que también a las personas cercanas o familiares. Por tal motivo, todo el grupo deberá tener un contacto más cercano de forma simultánea durante el proceso, con profesionales de la salud competentes como lo es el psicólogo. Las consultas con el psicólogo apoyarán en exteriorizar todas problemáticas y/o situaciones asociadas o relacionadas con los aspectos psicológicos y emocionales del paciente y su entorno cercano.

Otro profesional médico importante en el tratamiento multidisciplinario es el reumatólogo, que cuida de los dolores crónicos, asociados con el paciente. El trabajo conjunto con este especialista puede minimizar los impactos negativos de la enfermedad y se convierte en una pieza fundamental para garantizar una buena calidad de vida.

El mayor desafío es garantizar que cualquier decisión sea de común acuerdo entre todos los expertos comprometidos. Todo el equipo de seguimiento debe ser consciente del proceso, esto hará que no ocurran contratiempos tales como las interacciones entre medicamentos, por ejemplo.

Para minimizar los efectos de la enfermedad y del tratamiento, y que se eviten las pérdidas de funciones físicas, el diagnóstico en etapas tempranas es sumamente vital y relevante. Una vez que la enfermedad avance y su diagnóstico sea más tardío, se vuelve más complejo el conjunto de cuidados que el paciente requerirá.

El objetivo de cualquier tratamiento para el mieloma múltiple es justamente devolver la calidad de vida. Garantizando un correcto y enfocado tratamiento se promueve un mejor manejo de la enfermedad y una mayor independencia de los pacientes.

Top
A %d blogueros les gusta esto: