Estás aquí
Portada > Especiales > La contaminación del aire, el enemigo invisible de la alergia

La contaminación del aire, el enemigo invisible de la alergia

Lima.-. Cada 8 de julio, se celebra el Día Mundial de las Alergias. Dicha efeméride promovida por la Organización Mundial de la Alergia (OMA), pretende llevar un mensaje de concientización a la población acerca de la importancia de las enfermedades alérgicas, ya que su alta frecuencia, lleva a alertar a la población, profesionales de la salud y pacientes. La OMA tiene como objetivo abordar estos temas a través de su prevención, diagnóstico, tratamiento, programa de educación e investigación con el fin de alcanzar una calidad de vida adecuada.

La forma en que se cocina limpia y vive está haciendo que el aire en los hogares se contamine, agravando los síntomas de una condición – rinitis alérgica – que afecta hasta el 40% de las personas a nivel global. La contaminación del aire agrava los síntomas de las alergias, pues se pasa hasta un 90% del tiempo en interiores, ya que en un casa, escuela o trabajo.

Para recordar la Semana Mundial de la Alergia (7-13 abril), el cuidado de la salud de los consumidores de Sanofi está generando conciencia sobre el vínculo entre la contaminación del aire y la rinitis alérgica con la campaña educativa, “Contaminación del Aire: el enemigo invisible de la alergia”. Mientras que muchos son conscientes de la polución del aire en exteriores y sus riesgos para la salud, la realidad indica que algunos contaminantes pueden presentarse en mayor cantidad en interiores.

En la Tercera Reunión Mundial de Expertos en Alergias de Sanofi, en Lisboa, Portugal (febrero 2019), el profesor Ansotegui comentó: “La contaminación del aire puede tener un efecto serio en la rinitis alérgica, ya que agrava los síntomas de la condición. Muchos catalogan la rinitis alérgica como algo trivial, sin embargo, sus síntomas tienen un impacto mayor en aquellos que la sufren, afectando su bienestar psicológico y físico. Los síntomas como una nariz congestionada o con flujo y picor en los ojos, pueden causar que una persona no esté en sus mejores condiciones, lo que perjudica su trabajo, o el resto de las actividades que lleva a cabo en su vida diaria.”

Alergias en el Perú
Según LM Baumann, el 18% de la población peruana sufre de rinitis alérgica, con tendencia a ser mayor en las áreas urbanas vs rurales (entre un 16 y un 20%). Además, los peruanos que tienen rinitis alérgica suelen tener al mismo tiempo otras alergias que afecta su calidad de vida: el 53% de los niños peruanos con asma tienen rinitis alérgica vs. un 15% de los que no tienen asma, el 42% de los niños con urticaria/ eczema tiene rinitis alérgica vs un 17% de los que no tienen urticaria/ eczema. En un estudio previo (2013), el Dr. Justo Padilla mostró que el 66.4% de los pacientes pediátricos entre 6 y 14% asmáticos, de 4 colegios de Lima y Callao, tienen también rinitis alérgica.

Al parecer los principales factores de riesgo para tener rinitis alérgica en el Perú son: tener padres con rinitis alérgica, sensibilización a alérgenos comunes en los hogares del Perú, tener sobre peso, estar en ambientes con altas concentraciones de óxido nítrico, entre otros.

Tener un padre con rinitis aumenta tres veces el riesgo de que su hijo sea rinítico, y tener ambos padres con rinitis aumenta en más de cuatro veces el riesgo de que su hijo padezca de esta patología. Un nuevo estudio que evalúa el impacto de la polución en la calidad de vida de los síntomas de los pacientes de la Lima periurbana reveló que el aumento en volumen de material particulado y de masa de carbono se asocia con el empeoramiento de la percepción de los síntomas de la rinitis alérgica en pacientes con asma entre 9 y 19 años.

Según una encuesta de percepción de síntomas realizada también por Baumann, el 44% de los pacientes con rinitis en Perú se ven afectados negativamente en su día a día por los síntomas de la rinitis alérgica, y un 7% reportan que los síntomas son tales que la mayoría de las actividades que realizan se ven afectadas severamente.

Según Baumann, la situación es similar – inclusive – para los niños. Aquellos que habitan ciudades como Lima, 2 de cada 10 reportan haber tenido síntomas de rinitis todos los meses del último año, mientras que en zonas rurales únicamente el 2% reportan tener síntomas de rinitis todos los meses del último año. Sin embargo, la situación según Bose y sus colaboradores tiende a ser peor pues el 77% de los niños que habitan la zona periurbana de Lima son atópicos, o tienen algún síntoma de alergia. De ellos una tercera parte tiene síntomas leves de asma, un 44% tiene síntomas moderados y un 22% tiene síntomas severos. De hecho, a pesar de que el 66% de estos individuos tiene síntomas de moderados a severos, sólo el 26% reportaron tomar medicación para controlar su enfermedad respiratoria.

Bose y su equipo de trabajo logró establecer que en menores entre 9 y 19 años que habitan las localidades de Pampas de San Juan de Miraflores y Villa el Salvador, la calidad del aire (material particulado concentrado) se asocia positivamente con la aparición de síntomas de rinoconjuntivitis.

Top
A %d blogueros les gusta esto: