Lima.- En Perú, el cibercrimen es una amenaza constante y puede ocurrir en cualquier momento. Según FortiGuard Labs, en 2023 se registraron 5,000 millones de intentos de ciberataques en el país.

Kyndryl, la mayor empresa de servicios de TI del mundo, alerta sobre la importancia de una estrategia sólida de ciberseguridad. Los beneficios incluyen la capacidad de identificar rápidamente incidentes, minimizar impactos y realizar ahorros de costos significativos.

Dicho esto, el mayor error de seguridad que puede cometer una empresa es pensar que se salvará de un ataque y optar por no anticiparse. Es sumamente importante que las empresas latinoamericanas y peruanas tengan resiliencia cibernética y tengan la capacidad de prepararse, protegerse, resistir y recuperarse rápidamente de amenazas y ataques.

A continuación, Kyndryl comparte tres recomendaciones y estrategias para integrar la resiliencia cibernética como un elemento esencial en la operación diaria de las empresas:

Transformación:

La resiliencia cibernética requiere un enfoque evolutivo y adaptativo. Los planes de recuperación deben ser creados, ensayados y ajustados repetidamente para enfrentar amenazas emergentes. Es fundamental asegurar que la infraestructura de respaldo pueda resistir ataques, utilizando inteligencia artificial para detectar amenazas.

Simplificación:

La pandemia aceleró la transformación digital, creando entornos híbridos. Priorizar la simplificación de estos entornos puede lograr que las operaciones sean más ágiles y seguras. Migrar cargas de trabajo a la nube y asegurar la integración de herramientas y aplicaciones es clave. Las empresas pueden obtener grandes beneficios trabajando con socios que dispongan de plataformas de gestión centralizadas y unificadas, facilitando una comprensión completa de sus inversiones.

Colaboración:

La resiliencia cibernética requiere colaboración a lo largo de toda la cadena de suministro, incluyendo instituciones públicas y privadas. Es esencial que las pequeñas y medianas empresas, que desempeñan un papel crucial en la economía, también adopten medidas de ciberseguridad. Los ejecutivos deben involucrarse, trabajando junto con los expertos en seguridad para robustecer la resiliencia cibernética de la organización.

Kyndryl destaca que la resiliencia cibernética se ha convertido en una preocupación central para las empresas en su camino hacia la transformación digital. Los ciberataques tienen el potencial de impactar en las organizaciones, alterar las cadenas de suministro e incrementar el estrés en los expertos en ciberseguridad. En respuesta a esta creciente amenaza, las empresas están reconociendo que la resiliencia cibernética es fundamental para el éxito empresarial. La capacidad de prepararse, protegerse, resistir y recuperarse rápidamente de ataques es ahora un elemento importante en la estrategia de negocio de las compañías que buscan operar de manera verdaderamente digital.