Estás aquí
Portada > Actualidad > Kevin, el talento de Tarma que venció la adversidad y logró cumplir su sueño

Kevin, el talento de Tarma que venció la adversidad y logró cumplir su sueño

Lima.- Kevin Avila Lima nació en Tarma hace 22 años. Cuando sus amigos organizan los equipos para una pichanga, en las laderas de las montañas de la región Junín, es infaltable su presencia. Le piden que sea el árbitro y él siente, como todos ellos, que es parte de un gran juego donde el balón los une.

Acaba de concluir su carrera profesional en el primer puesto, publicó un libro y pronto lanzará una revista cultural. El talento siente que cada día es una nueva oportunidad para vivir al máximo, como cuando solo tenía nueve años y le dieron un diagnóstico que lo acompañaría toda su vida y supo salir adelante.

Era un niño que sostenía fuertemente la mano de su madre, Milagros Lima, mientras el médico explicaba que tenía escoliosis idiopática. Su columna tenía una curvatura por lo que debía ser operado. “Estuve internado en el hospital unos seis meses, recibiendo rehabilitación para aprender a caminar nuevamente, apoyado por corsés ortopédicos. El amor de mi madre me inspiraba a ser más valiente y a no darme por vencido”, explica Kevin.

Y así ocurrió. Mientras crecía otras limitaciones físicas irían apareciendo progresivamente producto del síndrome de Marfan, que le fue diagnosticado, lo que no ha impedido que él pueda desarrollar con éxito diversos aspectos de su vida y se sienta verdaderamente realizado.

Kevin estudió la carrera de Administración de Negocios en la Universidad Nacional del Centro del Perú, que concluyó en el primer puesto de su promoción con la Beca Permanencia del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación. “

Pude profundizar algunos conocimientos empíricos que tenía de mi familia, pues ellos se dedican al comercio. Lo principal para mí, lo que más me gusta, es el liderazgo en las organizaciones”, agrega.

Para estar mejor preparado, durante el desarrollo de su carrera universitaria ha estudiado en paralelo cursos, diplomados y dos carreras técnicas: Ventas al Detalle y Logística y Almacenes. Además, es miembro de la Comunidad de Jóvenes Líderes IPAE.

“Siempre me ha gustado aprender y orientar dichos conocimientos a la ejecución de proyectos empresariales, sociales y culturales para aportar al desarrollo de nuestro país”, indica el joven talento.

Uno de sus más grandes sueños fue escribir un libro. “Durante cuatro años escribí poemas. La literatura se ha convertido en mi pasión y me ha permitido expresar en versos que asemejan canciones los eventos trágicos y bellos de mi vida. La muerte no tiene solución, pero considero que a través de la literatura podemos trascender y aplazar el olvido que nos asecha impaciente”, refiere Kevin.

El libro se llama Escritos nocturnos de un corazón ausente. Se publicó en enero de 2022 con 1000 ejemplares, de los que ya ha vendido más de cien, entre amigos y personas que ha ido conociendo en las presentaciones que ha realizado en espacios culturales de Junín. “Escribir un libro me abrió la puerta a nuevas oportunidades”, señala Kevin. Así, por ejemplo, pudo conocer a un grupo de amigos con quienes próximamente lanzará la revista cultural Pacha Huaray.

Kevin grabó el pódcast Crece del Pronabec, donde cuenta su historia y anima a otros a cumplir sus sueños. Su historia puede escucharse aquí: https://www.pronabec.gob.pe/kevin-avila-venci-mis-limitaciones-y-cumpli-el-sueno-de-escribir-un-libro/

El talento resalta lo importante de tener empatía hacia las personas con discapacidad. “He tenido a personas muy buenas, que me han hecho sentir bien. Me siento cómodo con la discapacidad. No debe ser un tabú. La familia debe aceptar al niño con discapacidad, el entorno tiene que hacerlo sentir incluido. Así le creas la fortaleza que le permitirá salir adelante”.

Es ese tipo de empatía que Kevin logró encontrar en ciertas personas lo que le ha sostenido y motivado, especialmente el amor y la compañía de mamá, la persona más importante para él. “Ella es mi todo. Mi refugio, mi consuelo y la razón por la que quiero salir adelante. Creo que ella se merece toda la felicidad del mundo”, asegura, mientras sigue pensando en su próximo proyecto porque, como dice él, cada día es una valiosa oportunidad para hacer y ser.

Top
A %d blogueros les gusta esto: