ISA REP intensifica esfuerzos en sus operaciones para afrontar la llegada del Niño Costero

Lima.- La empresa líder en transmisión de energía, ISA REP, como parte de su compromiso con la excelencia, viene ejecutando un programa preventivo para garantizar el mínimo impacto en sus operaciones a partir de la llegada de El Niño Costero. Los trabajos de refuerzos se vienen realizando de manera estratégica en las 21 regiones del país donde la empresa tiene presencia, poniendo énfasis en las zonas más sensibles que son la costa y la sierra norte, donde la probabilidad de lluvias pueda pasar de moderada a fuerte intensidad y que podrían afectar las torres de alta tensión y subestaciones eléctricas.

Para ello, la empresa ha destinado un presupuesto adicional de US$ 1.5 millones de dólares para actividades de prevención, con el objetivo de minimizar cualquier impacto en disponibilidad de sus equipos, al mismo tiempo que cuida la seguridad de sus colaboradores y contratistas, quienes son los responsables de operar y mantener las instalaciones que conectan las líneas de transmisión con las 83 subestaciones eléctricas que maneja la compañía.

Y es que la empresa eléctrica prioriza el cuidado de lo que menos se ve, cuando actúa en la infraestructura ubicada en zonas remotas, que resulta imperceptible a las personas, pero que requiere un esfuerzo especial para garantizar que la energía siga llegando a los centros de distribución, en beneficio de los hogares, escuelas, hospitales e industrias del país.

Las proyecciones apuntan a que El Niño Costero pueda manifestarse con mayor intensidad entre los meses de diciembre 2023 – marzo 2024, por lo cual ISA REP puso en marcha el plan de prevención y mitigación desde que el ENFEN alertó sobre la posible presencia de este fenómeno, el mismo que se encuentra avanzado y se espera culminar a un 100% en noviembre de este año. Desde la Gerencia de Operaciones y Mantenimiento se viene monitoreando la situación en las regiones para mantener en óptimas condiciones los activos de la compañía. Esto viene demandando una inversión mayor a la habitual para situaciones de esta naturaleza.

“Estos escenarios climatológicos, han obligado a la industria y en particular al sector eléctrico a poner foco en los planes de prevención y de contingencia, pues debido a los efectos del cambio climático estas situaciones son más reiterativas y sensibles. Es así todas las operaciones y las infraestructuras de las empresas eléctricas deben irse preparando para esta situación, así como el personal en nuestras regiones” comenta Jorge Lafitte Vega, Gerente de Operación y Mantenimiento ISA REP.

Las medidas tomadas van desde el reforzamiento y protección de las bases de las torres, monitoreo de los cauces de ríos en coordinación con las autoridades locales, reubicación de estructuras y el uso de tecnología como drones, para la supervisión en remoto de las líneas. También, instalación de pararrayos, impermeabilización de techos y limpieza de drenajes. Es un trabajo integral que contempla la revisión detallada tanto de los activos, como del equipo humano que estará en alerta en caso de contingencias.

“Se siguen monitoreando los activos y evaluando los riesgos, nuestros planes de contingencia están revisados y actualizados. Debo mencionar que entre los planes de recuperación de torres afectadas por crecidas de ríos tenemos reticulados que son las torres de emergencia que se pueden armar en tiempos muy cortos para mantener la continuidad de suministro eléctrico; el equipo de líneas de transmisión está entrenado en ello. Asimismo, estamos desarrollando un trabajo coordinado con contratistas, autoridades y gremios para articular esfuerzos, en beneficio de nuestros usuarios”, remarcó Lafitte.