Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > Invierno: ¿Cómo evitar las enfermedades diarreicas en los niños?

Invierno: ¿Cómo evitar las enfermedades diarreicas en los niños?

Lima.- El Ministerio de Salud (Minsa) informa que durante la época invernal se incrementan entre la población infantil los casos de diarreas a consecuencia de las infecciones virales debido a que las condiciones climáticas pueden favorecer su mayor transmisión.

En lo que va del año, se han diagnosticado más de 229 mil cuadros de enfermedades diarreicas y 8 defunciones, según el último Boletín del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades – MINSA.

La especialista en salud ocupacional de B Braun, Dra. Romy Mayta, menciona que la incidencia de diarreas virales son más frecuentes en los meses de invierno, por ello hay que estar alerta a los principales signos o síntomas que pueda tener el bebe o niño ya que puede causar deshidratación severa en tan solo uno o dos días.

La primera señal de que una persona está padeciendo esta enfermedad, es el aumento en el número de deposiciones y la disminución de la consistencia de las heces, heces más blandas. Otros síntomas frecuentes en los niños pueden ser calambres abdominales acompañados de fiebre.

Estos cuadros de diarrea no deben de pasar desapercibidos, ya que, si no son atendidas de forma inmediata y de la manera adecuada podrían generar un cuadro de deshidratación lo cual podría provocar la muerte del infante. Por ello, la Dra. Mayta, brinda algunos datos de cómo prevenir esta enfermedad durante esta época del año:

¿Cómo se contagia? En esta época del año se ocasiona por organismos virales, por tener contacto con el virus durante 1 a 3 días. También se puede transmitir de persona a persona, en particular en condiciones de higiene deficiente. Es causada por el virus link.

¿Qué ocasiona?: La principal preocupación al presentarse un episodio de diarrea es la deshidratación, ya que esto ocasiona que el organismo pierda agua y electrolitos como el sodio, cloruro, bicarbonato y potasio, en las heces líquidas, los vómitos, el sudor, la orina y la respiración. Cuando estas pérdidas no son restituidas, se produce un cuadro de deshidratación severo que, de no ser tratada a tiempo, mayormente termina en la muerte de la persona.

¿Cómo se puede prevenir? Se recomienda el correcto lavado de manos con agua y jabón, antes de manipular alimentos y después de comer. También es importante la desinfección constante de las superficies que solemos tocar con frecuencia como las perillas de las puertas, las barandas y en el caso de los niños, los juguetes o los lugares donde suelen jugar debido a la presencia de virus o bacterias en dichos lugares. Otro factor importante es la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y complementaria hasta los 2 años o más

Se recomienda a los padres no descuidar la higiene de sus hijos y establecer el lavado de manos como un acto rutinario, sobre todo en niños menores de cinco años, pese a la temporada invernal que atravesamos. De esta forma se pueden prevenir episodios diarreicos que perjudican el crecimiento y la nutrición del infante.

¿Cuál es el tratamiento oportuno?: A causa de los cuadros severos de deshidratación que son generados por las enfermedades diarreicas, se recomienda el consumo de rehidratantes orales, el cual restituye de manera rápida los electrolitos perdidos Existe una variedad de líquidos listos para tomar, como Frutti Ped para niños y FruttiFlex para adultos, los cuales cubren las pérdidas y previenen la deshidratación.

Es importante acudir al médico o centro de salud si este mal se extiende por varios días, en especial si se trata de bebés o niños pequeños, embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

Top
A %d blogueros les gusta esto: