Estás aquí
Portada > Empresarial > Inversión privada crecería 5.3% durante 2019, estima el Área de Estudios Económicos del BCP.

Inversión privada crecería 5.3% durante 2019, estima el Área de Estudios Económicos del BCP.

Lima.- El Área de Estudios Económicos del BCP estima que el gasto privado (consumo e inversión) durante el 2019 puede alcanzar una expansión cercana al 4% (similar al 2018). El crecimiento del empleo formal privado (2018: 4.3%) fue explicado por el buen desempeño de las contrataciones en las regiones fuera de Lima (2018: 6.5%) y en sectores primarios (2018: 15.2%).

Sin embargo, para que la dinámica favorable del mercado laboral se prolongue es necesario que: (i) se afiance el crecimiento de la inversión diversificada y en infraestructura (principal generador de empleo) y (ii) se reactive empleo en Lima (64% del empleo formal total):

Según Asbanc, el número de personas con pago de haberes en bancos creció 5.5% a/a en ene-19 (dic-18: 5.9% a/a, promedio 2018: 6.9%).

Según Sunat, en promedio móvil 3 meses, los aportes a EsSalud se han desacelerado por cuarto mes consecutivo (ene-19: 5.6% a/a).

De acuerdo con el Reporte Macroeconómico Trimestral del BCP, en un contexto donde el crédito de consumo crece a tasas de dos dígitos (2018: 13.5%), es necesario que se mantenga la generación de ingresos para que la calidad crediticia de las familias no se deteriore. Según el BCRP, la masa salarial creció 6.5% en dic-18 (dic-17: 4.6%). Por su parte, según Asbanc, en ene-19 el monto de pago de haberes a través de bancos creció 12.8% a/a (dic-18: 12.0% a/a, promedio 2018: 13.5%).

Inversión privada
El Área de Estudios Económicos del BCP estima que la inversión privada crecería alrededor de 5.3% este año, impulsada principalmente por la inversión minera y en menor medida por la inversión en nuevos centros comerciales. La inversión minera se mantendrá dinámica a tasas de dos dígitos y en 2019 crecería 23% (2018: +26%, máximo en 7 años). Así, la inversión minera este año estaría cerca de los USD 6 mil millones con riesgos al alza si inician obras tempranas en dos proyectos: Corani (USD 585 millones) y Tía María (USD 1,400 millones).

El Área de Estudios Económicos del BCP también proyecta que en el periodo 2019-2020 se inviertan alrededor de USD 550 millones en 9 nuevos centros comerciales, muy por encima de lo invertido en el periodo 2017-2018 (USD 200 millones en 10 centros comerciales). Entre los principales proyectos están Real Plaza Puruchuco (USD 150 millones) y Mall Plaza Comas (USD 110 millones). Sin embargo, la inversión en infraestructura deportiva de los Juegos Panamericanos Lima 2019 se moderará respecto al 2018 (USD 210 millones) y se invertirá alrededor de USD 75 millones en la culminación de 5 proyectos. Hay que considerar el aún lento avance de la reconstrucción del norte.

Inversión pública
De acuerdo con el Reporte Macroeconómico Trimestral del BCP, en el 4T18 el PBI creció 4.8% a/a (3T18: 2.4%), impulsado en gran parte por la inversión pública (+17% a/a) y el aporte de la segunda temporada de pesca de anchoveta (pesca: +154.6% a/a, manufactura primaria: +31.6% a/a). Por el lado del gasto, hubo una modesta aceleración del consumo privado a 3.8% a/a (3T18: 3.3%), y la inversión privada mostró un magro avance de 2.1% a/a (3T18: 1.6%). Con este resultado, la economía se expandió 4.0% el 2018, y la demanda interna alcanzó un crecimiento de 4.3%, un máximo en cinco años. A nivel anual hubo una recuperación de los sectores no primarios, los cuales alcanzaron una expansión de 4.2% (2017: 2.3%). En ese sentido, se tuvo que:

La manufactura no primaria registró un avance de 3.7%, el primer registro positivo luego de cuatro años de contracción.

Un positivo desempeño del sector construcción, sobre todo durante el 1S18, que en el año alcanzó un crecimiento de 5.4% (2017: 2.1%).

El avance del sector servicios (representa 50% del PBI) de 4.4% (2017: 3.3%), y en menor medida del comercio que creció 2.6% (2017: 2.1%).

Las precipitaciones en el norte ya han comenzado a afectar la infraestructura. Al 24-feb se han destruido 19 puentes (30% del 2017), 192ha. de cultivo (17% del 2017) y 176 viviendas (14% del 2017). Los sectores más vulnerables son: (i) pesca, por el bajo índice reproductivo de anchoveta registrado en feb-19; (ii) agro, dado el incremento de la temperatura que ya afecta las plantaciones de limón y banano en el norte; y (iii) comercio, por la interrupción por los huaycos de las vías de conexión en las principales ciudades del país. Mientras que la pesca e inversión pública explicaron la mitad del crecimiento del 4T18, estos tendrán un aporte negativo al crecimiento durante el 1S19.

Déficit fiscal en torno al 2% en 2019
De acuerdo con el Reporte Trimestral Macroeconómico y de Mercados del BCP, en ene-19, el déficit fiscal anualizado representó 2.3% del PBI. Los ingresos fiscales representaron 19.4% del PBI, un incremento de 1.4pp del PIB en los últimos 12 meses. En contraste, el gasto no financiero representó 20.3% del PBI (ene-18: 20.0%). Como lo ha señalado el BCP anteriormente, la inversión pública restará puntos de crecimiento en el 1S19 debido principalmente a una contracción de la inversión pública sub-nacional (representa dos tercios de toda la inversión pública del gobierno general). Ya en el bimestre ene/feb, la inversión pública sub-nacional se contrajo aproximadamente 30% a/a.

Un reciente documento del Consejo Fiscal encuentra que los principales determinantes de la inversión pública de gobiernos locales son: (i) la disponibilidad de recursos financieros (particularmente transferencias asociadas a recursos naturales), (ii) variables relacionadas a la capacidad de planificar, presupuestar y ejecutar inversión pública, y (iii) los efectos del ciclo político, especialmente durante el año siguiente a elecciones. La inversión pública sub-nacional suele recuperarse a partir de cuatro trimestres luego de que se lleva cabo el cambio de autoridades.

Para el 2019, el Área de Estudios Económicos del BCP estima que los ingresos fiscales no vuelvan a crecer a tasa de dos dígitos en un contexto de moderación en los términos de intercambio (precio promedio del cobre 2019: 2.80 vs promedio 2018: 2.96), y desaceleración tanto de la economía global como local. Así, para el 2019 esperamos un déficit fiscal en torno a 2.1% del PBI. La transición hacia menores niveles de déficit fiscal se verá favorecida por factores como:

Menor inversión pública por cambio de autoridades (subnacionales en 2019 y nacional en 2021) y finalización de las obras de la refinería de Talara.

Mayores ingresos fiscales (aproximadamente 0.5% del PBI) producto de los proyectos mineros que duplicaron la producción de cobre de Perú en años pasados, y medidas de la Sunat como la factura electrónica.

Sin embargo, lo anterior no será suficiente para alcanzar un déficit fiscal de 1% del PIB al 2021 (límite legal) y se requerirá de un estricto control de gasto y medidas adicionales por el lado de los ingresos fiscales.

Balanza comercial y tipo de cambio
El Área de Estudios Económicos del BCP eleva su proyección de superávit comercial en 2019 desde USD 4.5 mil millones hasta USD 6 mil millones, en parte por un cierre mejor al esperado del 2018 (USD 7 mil millones) dado que hubo una revisión hacia atrás de la data. Es importante destacar que el 2018 varios rubros alcanzaron máximos históricos, como las exportaciones de cobre (USD 15 mil millones, +8% vs 2017) y las agro-exportaciones (USD 6 mil millones, +15% vs 2017). En esa línea, el Área de Estudios Económicos del BCP estima que en 2019 el déficit en cuenta corriente represente 1.8% del PBI (2018: 1.5%). Este déficit en cuenta corriente será ampliamente financiado por flujos de IED debido a un importante pipeline de proyectos mineros (Quellaveco, Mina Justa, ampliación de Toromocho) y, en menor medida, de infraestructura (ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez, Puerto de Chancay).

En cuanto al tipo de cambio, el balance de riesgos hoy en día se inclina hacia una apreciación del Sol en el corto plazo. En los últimos tres meses, varios factores de riesgo se han ido moderando gradualmente. Por un lado, la expectativa de normalización en la política monetaria de EE.UU. y tasas al alza se han moderado considerablemente (hoy en día el mercado no espera subidas de tasa FED en 2019 e incluso un recorte en 2020). Los Bancos Centrales en el mundo han adoptado una postura más dovish en el contexto de preocupaciones por el crecimiento de la economía global. Asimismo, en ene-19 la tenencia de soberanos por parte de no residentes se ubicó en 46%, un máximo en 16 meses.

Sin embargo, el Área de Estudios Económicos del BCP mantiene su proyección de tipo de cambio para cierre del 2019 en un rango entre USDPEN 3.35-3.40. Hacia finales de año, hay una probabilidad de que los mercados financieros exacerben su ansiedad respecto al crecimiento económico en EE.UU. en 2020 (25% de los analistas espera recesión). Una fuerte desaceleración del crecimiento en EE.UU. probablemente llevaría a un escenario de flight to quality y salida de capitales de emergentes. Así, se revertiría el actual aumento de la participación de no residentes en Soberanos y el tipo de cambio se vería presionado al alza. En la medida que estos riesgos se disipen, el tipo de cambio podría cerrar el año por debajo del límite inferior de nuestro rango (3.35).

Top
A %d blogueros les gusta esto: