Lima, Perú.- inDrive, la plataforma global de movilidad y servicios urbanos con más crecimiento en Perú, incorporó una nueva función para mejorar significativamente la seguridad de sus conductores, la cual permite que reciban alertas sobre zonas de riesgo basadas en el número de accidentes reportados en la aplicación, entrevistas con los residentes locales y comentarios de los conductores.

La plataforma que cuenta con un crecimiento sólido en el país, tiene como compromiso la mejora constante de sus medidas de seguridad para garantizar el bienestar tanto de usuarios como de conductores. Por lo que además de permitir que los conductores visualicen el destino final de los viajes ahora suma la función de alertas de zonas peligrosas lo que ayudará a que tomen decisiones más informadas.

Esta función busca reducir la incidencia de cancelaciones no deseadas y posibles incidentes. Las pruebas iniciales muestran un compromiso prometedor con la función: aproximadamente el 48% de los conductores activos del grupo de prueba han utilizado la función para recibir notificaciones.

“Con esta nueva función, damos a los conductores la posibilidad de tomar el control de sus rutas al no aceptar pedidos de zonas peligrosas. Lo anterior, no se trata sólo de evitar riesgos, sino también de aumentar la confianza de los conductores en todo Perú. Creemos que cuando los conductores se sienten seguros, pueden brindar el mejor servicio a los usuarios», comentó Christiam Alfonso, gerente de seguridad para Latinoamérica.

Además, para final de año la plataforma pretende seguir sumando zonas de seguridad permitiendo a los conductores añadir, eliminar y editar zonas inseguras. Los comentarios de los conductores contribuirán a ampliar la base de datos de zonas inseguras, que más adelante podrá integrarse en toda la ciudad. inDrive mantiene su compromiso de aprovechar estos datos para actualizar y perfeccionar continuamente las zonas inseguras predeterminadas, garantizando que todos los conductores se beneficien de medidas de seguridad mejoradas al tiempo que se mantienen altos estándares operativos.