Estás aquí
Portada > Noticias > IGP resalta rol de la CIENCIA en el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres

IGP resalta rol de la CIENCIA en el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres

Lima, Perú.-.  Los peligros naturales que amenazan al Perú son los terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, inundaciones, cambio climático, sequías, huaicos, deslizamientos de tierra, entre otros; los cuales casi siempre producen destrucción en ciudades, damnificados y pérdidas humanas. En ese marco, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) estudia los fenómenos naturales brindando información crucial a las autoridades para que tomen decisiones y se logre reducir los impactos destructivos.

El Dr. Hernando Tavera, presidente ejecutivo del IGP, organismo adscrito al Ministerio del Ambiente, enfatizó que el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, a conmemorarse este 13 de octubre, está enfocado a la gobernanza del riesgo de desastres causados por peligros naturales o antrópicos y cuyo objetivo principal es salvar vidas, así como reducir el número de víctimas y afectados. En ese sentido, el IGP aporta conocimiento científico que debe ser utilizado en la formulación de estrategias y planes multisectoriales para la reducción del riesgo de desastres.

“Nuestra contribución es hacer ciencia para protegernos, ciencia para avanzar porque sin este conocimiento no se podría realizar una acertada Gestión del Riesgo de Desastre, conocer y entender los terremotos, las erupciones volcánicas, los huaicos, el fenómeno de El Niño y nuestro Geoespacio”. Enfatizó que hacer ciencia es una de las mejores contribuciones del IGP a las futuras generaciones.

IGP y sus principales centros de investigación científica 

El IGP, actualmente, cuenta con tres servicios fundamentales que brindan información vital para establecer políticas de prevención que logren reducir el impacto de los peligros naturales en el país: el Centro Sismológico Nacional (CENSIS) monitorea la actividad sísmica en el Perú y realiza estudios para conocer dónde ocurrirán los próximos sismos.

En la región Arequipa se encuentra ubicado el Centro Vulcanológico Nacional (CENVUL) que monitorea y alerta las erupciones de 12 volcanes activos del país. En el 2019, este centro identificó, con una semana de anticipación, las primeras señales de la erupción del volcán Ubinas y se pudo atender la emergencia de forma oportuna.

Asimismo, el IGP tiene un Sistema de Monitoreo Inminente de Huaicos instalado en las quebradas de Rioseco y Huaycoloro para alertar sobre la ocurrencia de huaicos. Gracias a ello, en el 2017 se alertó a las autoridades y a SEDAPAL, logrando salvaguardar el agua de la Planta La Atarjea, que provee agua a todo Lima.

Experiencia en fabricación de drones, radares y sistema de alerta temprana de sismos.

El IGP es reconocido en la comunidad científica nacional e internacional por hacer ciencia y por sus avances tecnológicos: implementó un sistema para monitorear volcanes usando drones, ha construido equipos geofísicos para el monitoreo del campo magnético de la Tierra, radares de apertura sintética para monitorear deslizamientos y ahora está construyendo el primer radar meteorológico que monitoreará la intensidad de lluvias.

Otra de las novedades es que, pronto el país contará con un Sistema de Alerta Sísmica Peruano (SASPe). Se instalarán 106 sensores en la costa del país enlazados con sistemas de comunicación que a la vez llevarán las alertas para ser emitidas a través de sirenas que se instalarán en las áreas urbanas de las 10 regiones ubicadas en la costa peruana. 

No obstante, el Dr. Hernando Tavera informó que ya se inició el SASPe tras instalarse la primera estación sísmica en el Morro Solar del distrito de Chorrillos. Este sistema alertará, segundos antes, de que las ondas sísmicas sacudan el suelo permitiendo que la población pueda ubicarse en zonas seguras. “Una alerta dada con 10 segundos de anticipación sumado a una sólida cultura de prevención podría reducir hasta en un 30% el porcentaje de personas afectadas por un sismo”, aseguró.

Impacto en la sociedad: aporte a la prevención y gestión del riesgo del desastre.

Otro sello importante del IGP, es su contribución a la prevención y gestión del riesgo de desastres. Por muchos años se viene informando que somos un país potencialmente sísmico y vulnerable a peligros naturales y es importante que se trabaje en la cultura de prevención.

Para seguir fortaleciendo ello, el IGP aparte de alertar sobre peligros naturales, también, advierte y brinda recomendaciones. “Se aproxima un terremoto superior de 8.5 en la costa central del Perú. El sismo no es el destructor sino las personas que no se preocupan por la calidad de sus construcciones, se instalan en espacios inadecuados y no se informa, entre otros”, dijo el titular del IGP.

La naturaleza no se detiene

Si bien los fenómenos naturales son inevitables, podemos hacer un cambio para lograr minimizar los daños. Por ello, es importante que los ciudadanos tomen conciencia de la reducción del riesgo de desastres que les concierne y que las autoridades del Estado actúen activamente, puesto que la naturaleza no se detiene. 

En el IGP seguimos haciendo Ciencia para protegernos, Ciencia para avanza.

Top
A %d blogueros les gusta esto: