El impacto del cáncer va más allá de la salud física, alcanzando las emociones más profundas. Desde el enojo hasta la esperanza, del estrés al miedo, las emociones fluctúan constantemente, creando un torbellino de sentimientos que pueden intensificarse en cualquier momento.

Cada día, el viaje emocional de quienes enfrentan el cáncer es una montaña rusa de sensaciones que desafían la fortaleza y la resiliencia. De hecho, es nuestra responsabilidad prepararnos para afrontar una enfermedad que se proyecta, según Globocan, a tener 93,000 casos en el Perú para el 2030.

Una vez curada la enfermedad, es probable que el paciente sienta entusiasmo por volver a tener una vida más normal, pero también puede sentir miedo y ansiedad por la posibilidad de que la enfermedad vuelva a aparecer.

Tras vencerla, el entusiasmo de regresar a una vida normal se entrelaza con el temor y la ansiedad ante la posibilidad de una recaída. El paciente, lleno de esperanza y determinación, enfrenta un nuevo capítulo donde la incertidumbre y el anhelo por la salud se mezclan, recordándole la valentía y la fragilidad de la vida.

Por tanto, es crucial contar con apoyo psicológico durante todo este proceso y seguir un plan de atención médica, incluso si se ha superado la enfermedad sin cobertura previa. Es fundamental recordar que el cáncer puede reaparecer en cualquier momento, recordándonos que nadie está exento de enfrentarse a esta batalla más de una vez. La prevención y el cuidado continuo son pilares fundamentales en la lucha contra esta enfermedad impredecible.

En este escenario, Oncosalud, empresa líder con más de 35 años de experiencia en el tratamiento del cáncer, presenta su innovador programa «Oncovida». Este seguro está diseñado para brindar tranquilidad a aquellos que han enfrentado la enfermedad y desean estar preparados ante cualquier caso de un segundo tipo de cáncer. Con Oncovida, se ofrece una red de apoyo integral y especializado para enfrentar con confianza cualquier desafío que el cáncer pueda presentar en el futuro, con una cobertura al 100% ante tratamiento oncológico y tarifas preferenciales exclusivas en caso tu primer cáncer regrese.

El dr. José Galarreta, especialista de Oncosalud asegura que es importante el apoyo emocional en todo momento, pero también protegerse y anticiparse: “Si un día se peleó solo, y se tiene que luchar otra vez, es mejor estar a lado del mejor equipo para detectar tempranamente y tratar eficientemente al cáncer”.

El objetivo principal de este programa es garantizar que sea accesible para todos, sin costos adicionales por antecedentes oncológicos ante un segundo cáncer. Oncosalud, se compromete a ofrecer un programa inclusivo y equitativo, donde la protección y el cuidado de la salud no estén condicionados por experiencias pasadas.

Protección, confianza y respaldo son pilares fundamentales que toda persona que ha enfrentado el cáncer merece experimentar. Asimismo, los programas de protección se convierten en un escudo para garantizar la seguridad y bienestar de quienes han luchado contra el cáncer.