Estás aquí
Portada > Empresarial > Gimnasios y centros deportivos son los nuevos aliados frente al COVID-19

Gimnasios y centros deportivos son los nuevos aliados frente al COVID-19

Lima, Perú.-. Los gimnasios y centros deportivos son parte de la solución y ayudarán a afrontar todas las consecuencias negativas ocasionadas por el COVID-19, porque contribuyen a mejorar el sistema inmune, a consolidar un sistema respiratorio fuerte, a aliviar el estrés y ansiedad generados por esta pandemia.

“El Gremio de gimnasios del Perú propone y asegura una apertura ordenada de los gimnasios y centros deportivos, regida estrictamente por los protocolos de bioseguridad que serán aprobados por el Gobierno. Además, los profesionales del deporte están preparados para velar por el cumplimiento de los lineamientos de bioseguridad con la colaboración y compromiso de todos los usuarios”, precisa Luis Lobato, Gerente general de Smart Fit.

“Vamos a adoptar medidas como el uso de mascarilla, toma de temperatura y desinfección antes de ingresar, distanciamiento social seguro de mínimo 1,5 metros y una limpieza profunda asegurarán un lugar seguro. Además, será responsabilidad de cada usuario desinfectar sus estaciones, máquinas y los objetos antes y después de practicar sus rutinas. Aunque el gimnasio tendrá colaboradores que se encarguen de la limpieza y de supervisar el cumplimiento del protocolo, cada persona será responsable de desinfectar sus materiales.”, detalla Jaime Jaime Yzaga, Gerente general de SportLife Fitness Club.

“Los gimnasios serán lugares seguros porque trabajaremos con el 50% de aforo permitido y los clientes ingresarán únicamente mediante un sistema de reserva previa online y los usuarios contarán con un máximo de setenta minutos para entrenar. Estamos preparados para volver a abrir nuestras puertas, aportar a mejorar y fortaleces la salud de todos los peruanos”, precisa Enrique Mosquera, Fitness manager de Bodytech.

Estudios internacionales
Los protocolos adoptados en diversos países nos muestran que los gimnasios son espacios seguros, no existe ningún estudio científico que demuestre que sean sitios propensos al contagio, mientras que sí existen varios estudios en el mundo que demuestran que son lugares seguros si se aplican los adecuados protocolos de bioseguridad.

En Latinoamérica, el estudio realizado en la Ciudad de Campogrande en Brasil, con 1 millón de habitantes, brindó datos oficiales que confirman que la reapertura de gimnasios, concretada el 17 de abril pasado, no generó una alteración en la curva de contagios de COVID-19. El aumento más significativo de casos se produjo un mes después, cuando se eliminaron algunas restricciones en bares, restaurantes y otros locales de entretenimiento. Este estudio indicó que entre el 1 y el 25 de mayo, se registraron 512 casos positivos de COVID-19 entre miembros y empleados de esos gimnasios, pero ningún contagio confirmado dentro de las instalaciones. Esto significa que la tasa de infectados en gimnasios fue del 0,005%.

El estudio de la Universidad de Oslo en Noruega, con 3,800 usuarios que fueron a gimnasios durante un mes con las medidas de bioseguridad, demostró que solo una persona dio resultado positivo para COVID-19 pero se contagió en su oficina, mostrando que los gimnasios no tienen mayor riesgo de contagio.

Un estudio realizado en Inglaterra un estudio realizado por la entidad Ukactive, que recopiló datos de 1,300 gimnasios, demostró que los gimnasios son espacios de muy bajo riesgo de contagio de COVID-19, con un estimado de 0,020 casos positivos por cada 10 mil visitas, un número estadísticamente insignificante.

Mientras que un estudio realizado en California, Estados Unidos, confirma que desde la reapertura el 12 de junio pasado, ningún gimnasio miembro de la California Fitness Alliance (CFA) reportó casos de COVID-19 dentro de sus instalaciones, según comunicó esta entidad. La CFA encuestó a 150 operadores de gimnasios, que representan 785 locales en California, para demostrar que la implementación de las pautas y estándares de seguridad de esta agrupación han mantenido a sus comunidades seguras, mientras proporcionan un servicio esencial a sus miembros y trabajo a sus empleados. «Los resultados de nuestra encuesta muestran que los gimnasios son seguros debido a los estándares que estamos implementando», dijo Randy Karr, socio fundador de CFA y presidente y CEO de California Family Fitness, en un comunicado de prensa de CFA.

Los operadores encuestados de los gimnasios en California, recibieron más de 5,5 millones de miembros en sus instalaciones, entre el 12 de junio y el 13 de julio pasado, y solo el 0,002 por ciento de esos miembros resultó positivo en un test COVID-19, pero sin que se reportaran casos como resultado de visitas a gimnasios. Esta información se dio a conocer durante las primeras tres semanas de reapertura, del 25 de julio al 16 de agosto, de gimnasios en ese país, durante las cuales se contabilizaron más de ocho millones de visitas a esos gimnasios. Del total de visitas, resultaron positivos en el test de COVID-19 solamente diecisiete usuarios y nueve empleados de gimnasios.

La Organización Mundial de la Salud concluye que hacer ejercicio contribuye a disipar y aliviar diversas problemáticas que se viven hoy, como son la prevención de sobrepeso y obesidad, hasta prevenir enfermedades como la diabetes e hipertensión, que se pueden controlar y combatir desde la práctica del ejercicio físico.

El entrenamiento acompañado de profesionales del deporte, elimina el riesgo de lesiones y mejora la calidad de las actividades realizadas, sin mencionar que fomenta una cultura de actividad física, aumenta la autoestima de los participantes, y contribuye a la creación de comunidades orientadas alrededor del ejercicio y la salud.

Top
A %d blogueros les gusta esto: