Estás aquí
Portada > Actualidad > Fondo Internacional para el Bienestar Animal y asociados locales unidos para liberar un jaguar rescatado

Fondo Internacional para el Bienestar Animal y asociados locales unidos para liberar un jaguar rescatado

Lima, Perú.-. Gracias a la colaboración del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW), las autoridades gubernamentales, el sector científico y las comunidades locales, ‘Covi’, jaguar macho que fue trasladado al Zoológico de Payo Obispo para comenzar el proceso de rehabilitación (luego de ser encontrado gravemente herido debido a la colisión contra un vehículo cerca de Chetumal, México), fue liberado con éxito dentro de su hábitat natural.

Durante su estadía en el Zoológico de Payo Obispo, el felino pasó por un proceso de rehabilitación donde fue vigilado y cuidado por un extenso equipo multidisciplinario, quienes determinaron que Covi había sufrido una fractura en el omóplato izquierdo y laceraciones adicionales en su cuerpo.

La habilidad del equipo para monitorear y cuidar a Covi fue crítica para su recuperación (luego de la curación de la fractura), incluso con mínima interacción humana. Esto fue posible gracias a una red de cámaras y el uso de recintos espaciosos para promover un comportamiento más natural. Para ello se organizó un grupo asesor, el cual estaba compuesto por miembros del Zoológico Payo Obispo, la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar (ANCJ), la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente (PROFEPA), la Procuraduría de Protección del Ambiente del Estado de Quintana Roo (PPA), el Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas del Estado de Quintana Roo (IBANQROO), y el IFAW.

De acuerdo con Joaquín de la Torre, Director Regional del IFAW para América Latina y el Caribe, «En la región, este es el primer caso exitoso de rescate, rehabilitación y liberación en la naturaleza de un jaguar herido. Es muy poco común que la vida silvestre se recupere completamente después de sufrir un golpe de vehículo. En los raros casos en que lo hacen, a menudo están destinados a vivir en cautiverio por el resto de sus vidas. En general, las poblaciones de jaguares están en declive y, actualmente y bajo la legislación actual de México, están designadas como ‘en riesgo de extinción’. Cada jaguar es importante. Estamos firmemente convencidos de que la vida silvestre debe permanecer en la naturaleza para prosperar, y estamos encantados de que todas las partes se hayan unido para hacer esto una realidad.»

«La liberación de este jaguar fue un hito de la colaboración coordinada entre las autoridades federales, estatales y municipales, junto con una comunidad local comprometida y las ONGs como el IFAW,» comentó Flores.
«Como equipo, todos entendemos el valor de la conservación de este joven jaguar porque sabemos que los animales individuales importan. Estamos encantados de haber jugado un papel en su exitosa reintroducción en la naturaleza, donde ahora es capaz de prosperar una vez más».

Se estima que la población de jaguares en México es de unos 4.000 ejemplares. Covi fue descubierto en el Estado de Quintana Roo, donde se cree que actualmente reside alrededor del 20% de la población total.  Según el ANCJ, la población de jaguares en la Península de Yucatán es la mayor y la más saludable dada la abundancia de presas y otras condiciones biológicas. El jaguar, que es el gato salvaje más grande de las Américas, se enfrenta a graves amenazas como resultado de la pérdida y la fragmentación de su hábitat, las colisiones con vehículos, los conflictos debido a la proximidad con los seres humanos y los animales domésticos, así como la persistente amenaza del comercio de vida silvestre ilegal.

Top
A %d blogueros les gusta esto: