Estás aquí
Portada > Empresarial > Financiamiento vehicular se deteriora

Financiamiento vehicular se deteriora

Luego de revisar información de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), la Asociación Automotriz del Perú (AAP) señaló que, al cierre de setiembre de 2021, el saldo de los créditos vehiculares concedidos por las empresas del sistema financiero (bancos, empresas financieras, cajas municipales y rurales, y edpymes) sumó en total S/ 3,353 millones, evidenciando una caída de 5.9% con relación a similar mes del 2020, y de 6.8% respecto a setiembre de 2019.

“Al revisar la evolución de este tipo de financiamiento se observa un deterioro en los últimos meses, alejándose aún más de los niveles pre pandemia, situación que se explicaría por la lenta recuperación y precarización del mercado laboral peruano (el nivel de empleo formal privado se ubica por debajo de los observados a finales del 2019), y la fuerte incertidumbre generada por la falta de claridad en la política económica del actual Gobierno”, precisó Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos de la AAP.

De otro lado, apuntó que, es importante destacar que el porcentaje de los préstamos vehiculares en dólares respecto al total de la cartera de crediticia continuó con un comportamiento descendente. “Así, en setiembre de 2021, el ratio de dolarización fue de 13.5%, menor al 14.7% de setiembre de 2020, lo cual disminuye el riesgo que asumen las familias ante fuerte fluctuaciones en el tipo de cambio, que en lo que va del año observa una subida de cerca de 11%”, dijo Morisaki.

Finalmente, el gerente de Estudios Económicos de la AAP mencionó que, con relación al ratio de morosidad de este tipo de financiamiento de las empresas del sistema bancario, se observa una reducción en lo que va del 2021, llegando a 4.9% en setiembre de 2021, menor en 0.6 puntos porcentuales respecto a agosto de 2021 y en 0.9 puntos porcentuales en comparación con setiembre de 2020. “No obstante, si se construye un indicador de incumplimiento en el pago de créditos de consumo (dentro de los que se encuentran los vehiculares) más ácido, tomando en cuenta los créditos refinanciados, reestructurados y el flujo de créditos castigados, se tiene que este aumentó de manera importante en el último año”, enfatizó.

Top
A %d blogueros les gusta esto: