Estás aquí
Portada > Especiales > Estrategias para lograr un modelo educativo hibrido este 2022

Estrategias para lograr un modelo educativo hibrido este 2022

El modelo educativo híbrido, basado en el desarrollo de competencias centradas en los estudiantes, será el rumbo en un escenario postpandemia, tanto para la Educación Básica Escolar como para la superior. Se da de manera presencial en el aula y mediada por las TIC a través de diversas herramientas digitales. Se caracteriza por la diversidad de estudiantes, dado que algunos asisten de manera presencial en el aula hibrida, otros se conectan de manera remota y otros visualizan las grabaciones de las clases de forma asincrónica. Esto en el Perú, es aún más desafiante considerando la brecha de acceso a la conectividad y dispositivos en cada región.

Deivy Cordero, miembro del equipo de Educación a Distancia de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM), explica que para la educación híbrida, la presentación de los diversos saberes, el inicio de la secuencia didáctica de la enseñanza, su explicación y trabajo deben iniciar tomando en cuenta las necesidades de los estudiantes que asisten de manera presencial en el aula hibrida y aquellos que conectan de manera remota.

Uno de los mayores desafíos en la enseñanza en entornos híbridos es que los estudiantes virtuales o remotos no queden ocultos en el anonimato. Ello porque el docente interactúa con dos escenarios (el presencial y el remoto) y muchas veces en el ejercicio prioriza uno de ellos.

En ese sentido, es clave que el docente desarrolle competencias digitales e innove su metodología para generar experiencias de aprendizaje y de comunicación digital significativa para los estudiantes.  Esto de cara a un previsible retorno a la presencialidad que pone a prueba, en países como el nuestro, las lecciones aprendidas durante la pandemia.

Para los docentes

¿Cómo creamos un modelo de enseñanza híbrido inclusivo y atractivo?

Deivy Cordero, miembro del equipo de Educación a Distancia de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM), comparte algunas estrategias didácticas para una situación de aprendizaje en un aula hibrida para asegurar que todos los estudiantes puedan participar activamente con el contenido del curso y entre ellos.

  • Aula invertida (flipped classroom). Es una modalidad de aprendizaje semipresencial o mixto que plantea la necesidad de transferir parte del proceso de enseñanza y aprendizaje fuera del aula con el fin de utilizar el tiempo de clase para el desarrollo de procesos cognitivos de mayor complejidad que favorezcan el aprendizaje significativo. 
  • Estudio de casos:  Se plantea un hecho real, un proceso o un hecho ficticio. Los estudiantes tendrán que trabajar hasta llegar a asumirlo y comprenderlo en su totalidad.  Después ofrecen respuestas a las preguntas planteadas con anterioridad y las pueden compartir por medio de un foro, tarea, documento en línea. 
  • Trabajo en grupos: Se divide el grupo general, en pequeños subgrupos para realizar la tarea asignada.  El docente se limita a dar orientaciones y revisar las aportaciones de los estudiantes a su respectivo grupo.  Cada grupo presenta el trabajo realizado al resto de los compañeros y docente.
  • Juego de rol: El docente presenta una situación problemática, como si de un guion de cine se tratara, y distribuye los roles entre los estudiantes, buscando generar diferentes puntos de vista y alternativas de solución ante el problema. Al final podrán asumir una posición real frente al problema (no desde personaje) y analizar las argumentaciones presentadas.
  • Debates: Estimulan en los estudiantes el examen de sus ideas individuales y los familiarizan con las ideas de sus compañeros. La discusión ayuda a los estudiantes a desarrollar una conciencia de la fortaleza o debilidad de sus propias ideas, y a apreciar que las personas pueden tener diferentes puntos de vista respecto de un mismo asunto.
  • Torbellino de ideas: Este tipo de actividad es que permite obtener un gran número de ideas sobre un tema en poco tiempo. Se puede iniciar la actividad, una vez presentado el tema, planteando una pregunta. Se puede realizar por medio del chat, documento colaborativo, wiki, formulario, encuesta, consulta, entre otros.
  • Argumento y refutación: El docente propone un tema de interés y busca asegurar la participación de todo el grupo en debates que puedan motivar y dirigir a que se tomen posturas personales.

Además de aplicar estas estrategias, es fundamental que los docentes realicen el acompañamiento a los estudiantes, a través de entrevistas o tutorías para un seguimiento personalizado de los aprendizajes.

Es importante que el docente se convierta en facilitador de los aprendizajes y en tutor, generando vínculos socioafectivos con los estudiantes, promoviendo la colaboración y socialización y haciendo más significativas las experiencias de aprendizaje de los estudiantes.

Top
A %d blogueros les gusta esto: