Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > ¿Es posible revertir una vasectomía?

¿Es posible revertir una vasectomía?

La vasectomía es un método anticonceptivo cuya tasa de efectividad está cerca del 100 %. Por lo general, los varones que optan por este procedimiento son mayores de 40 años o han tenido, al menos, un hijo. De acuerdo con el Dr. Daniel Galarreta, urólogo de la clínica Urozen, la efectividad de este método es una solución satisfactoria para el 95 % de los pacientes, quienes no buscan revertir esta cirugía. Sin embargo, ¿qué sucede si se cambia de opinión y se desea tener hijos luego de la operación?

“La reversión es posible, pero se debe considerar que esta operación no es tan sencilla como la vasectomía misma, que es ambulatoria y muchas veces no requiere bisturí. Además, es necesario tener en cuenta que el éxito de la reversión es inversamente proporcional al tiempo transcurrido desde el procedimiento inicial”, indica el Dr. Galarreta.

Son diversos los escenarios en los que una persona opta por la reversión de la vasectomía. “En gran medida, esta cirugía la solicitan hombres que tienen una nueva pareja con la que desean formar una familia. También se da en caso de duelo por la pérdida de un hijo. Además de la decisión de someterse a este procedimiento, es importante que el paciente se encuentre bien informado y conozca todos los alcances antes de la operación”. Por ello, el especialista brinda a continuación cuatro factores que se deben considerar:

1.      Depende del tiempo transcurrido de la vasectomía. El éxito de la cirugía de reversión es mayor mientras el procedimiento de vasectomía sea más reciente. Algunos estudios indican que si se hizo en los últimos 3 años tendrá un 75 % de probabilidades de logro. Si han pasado entre 4 y 8 años la tasa de éxito baja a un 55 %. Entre 9 y 14 años un 40 % y de 15 años a más puede ser entre 30 % y 10 %.

2.      Se debe tomar en cuenta la edad del paciente. Incluso si el tiempo transcurrido desde la cirugía es corto se debe tener en cuenta la edad, pues con los años la calidad de los espermatozoides baja. Además, se debe evaluar si existieron problemas de fertilidad antes de la vasectomía y la edad de la pareja.

3.      La reversión es más costosa que la vasectomía. El costo de la reversión es mayor ya que, a diferencia de la vasectomía que es ambulatoria, es una cirugía más compleja y puede requerir hospitalización.

4.      Realizar la cirugía en un lugar de conocida trayectoria. Las reversiones de vasectomía son más exitosas si las realizan cirujanos capacitados en técnicas microquirúrgicas. Es importante optar por centros urológicos especializados y de trayectoria conocida en este tipo de procedimientos.

Antes de la cirugía de reversión, el médico debe revisar la historia clínica y hacer la exploración física para asegurarse que ninguna afección complique el procedimiento. Además, debe analizar el estado de salud reproductiva del paciente. “De manera previa, se evalúa si el candidato a la operación puede producir espermatozoides sanos. Se toman en cuenta variables como la edad, el tipo de alimentación, si hace ejercicios, el consumo de cigarro, entre otros”, finaliza el especialista.

Top
A %d blogueros les gusta esto: