Estás aquí
Portada > Actualidad > En el Día Internacional de los trabajadores y trabajadoras: ANP demanda una sociedad más humana

En el Día Internacional de los trabajadores y trabajadoras: ANP demanda una sociedad más humana

Aun en las circunstancias más difíciles, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú no podría dejar en el olvido su homenaje a quienes, día a día, por vocación y profesión, afrontando toda suerte de peligros, cumplen con la tarea inclaudicable de informar con la verdad a la Nación. Es su destino de organización gremial y sindical de los trabajadores y trabajadoras de prensa, precursora y protagonista de las más trascendentes y recordadas luchas y conquistas sociales del periodismo nacional.

Este acto recordatorio, lleno de fraterna emoción, se lleva a cabo, sin embargo, en uno de los momentos más difíciles para la vida y la salud de la humanidad. Nos embarga el sufrimiento y el dolor de una pandemia globalizada, durante la cual se está poniendo a prueba la expresión, moral y material, del significado de la solidaridad de las personas y de los pueblos. Hombres y mujeres militantes de la ANP forman parte activa de la vanguardia de héroes y heroínas civiles, que cumple ese sagrado deber, como auténticos mensajeros de la comunicación social.

Nada les arredra. Ni la violencia física, ni la amenaza verbal, ni el autoritarismo, ni el abuso del poder. Para los trabajadores y trabajadoras de prensa, es doctrina democrática respetar y hacer respetar la información como derecho del pueblo. En sus sagrados mandamientos, la ANP afirma y afirmará, sin temor, que la peor opinión es el silencio, que la imposición de la cultura del secretismo, no pasará. Su historia elocuente, de más de nueve décadas de trayectoria ejemplar, avalan con firmeza esta posición.

La ANP es consciente del significado de este nuevo aniversario del «Día del Trabajador/a», de la heredad de las luchas de los obreros/as, empleados/as, técnicos/as y profesionales, que entregaron la vida, aquí en Perú y en el mundo, por darle dignidad al trabajo humano.

Pero, igualmente, es consciente que ese cometido no ha concluido. Más todavía, cuando la globalización, bajo el prextexto de una época de cambios y no de cambios de época, nos pone sobre aviso ante el advenimiento de la economía inmaterial o economía digital, sustentada en el recurso tecnológico, que perversamente practicada, pondrá fin al derecho al trabajo, a las conquistas sociales y económicas.

El trabajo humano perderá, entonces, su rol protagónico, no habrá salvaguardas para la justicia social y la equidad. Los efectos dañinos de la pandemia de hoy, no serán comparables, en el futuro inmediato, con la condena al desempleo, al hambre y la miseria de trabajadores formales e informales, autogestionarios y emprendedores cogestionarios.

Ante ese porvenir amargo, la ANP se pone en alerta y de pie para darle respuesta, en democracia y libertad de palabra, a los que no conciben que la tecnología debe ser una herramienta para la participación social y laboral de la persona humana, de una economía que como bien común, no margina, tampoco discrimina.

¡En el día del trabajador/a, luchemos por un mañana mejor!

Top
A %d blogueros les gusta esto: