Estás aquí
Portada > Artículos > El sector energético como pieza clave para la descarbonización

El sector energético como pieza clave para la descarbonización

Por Luis Felipe Carrillo, presidente de GE para la región CALA.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), utilizamos el equivalente a 1,6 Tierras para mantener nuestro actual estilo de vida, el cual es responsable del 67% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Asimismo, de acuerdo con el estudio EMBER’s Global Electricity Review 2022, el 38% de la electricidad mundial provino de energías limpias en 2021. Para mantener el calentamiento global en 1,5 °C, la energía eólica y la solar deben mantener un índice de crecimiento del 20% anual hasta 2030, equivalente a la tasa de crecimiento media de la última década.

Bajo este contexto, en el año 1977, la ONU estableció el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente, con el objetivo de impulsar la sensibilización sobre el impacto del ser humano en el planeta y la biodiversidad. Este año busca concientizar sobre la triple crisis climática: el calentamiento global, la pérdida de hábitat y la contaminación.

Enfrentar la emergencia climática requiere esfuerzos coordinados de todos los actores de la sociedad, especialmente de las empresas y los gobiernos. Si consideramos que el sector energético es responsable de alrededor de tres cuartas partes de las emisiones de GEI en el mundo, según el reporte Net Zero by 2050 de la IEA, la generación de energía a partir de fuentes renovables se convierte en una máxima prioridad.

Si tenemos en cuenta que el 62% de la electricidad mundial provino de combustibles fósiles en 2021, es indispensable considerar lo que desde GE denominamos matrices sustentables mixtas, que integran energías renovables y de gas altamente eficientes, manteniendo el foco en el desarrollo de más y mejores tecnologías de generación de energía limpia, junto con la implementación de nuevas soluciones de captura de carbón, optimización de la base instalada y su paulatino paso al hidrógeno.

América Latina juega un papel clave para alcanzar la meta en la reducción de emisiones de GEI gracias a su diversidad geográfica. De hecho, según la Dirección General de Electricidad del Ministerio de Energía y Minas, en el Perú, la generación con recursos energéticos renovables no convencionales como energía solar, eólica, bagazo y biogás, acumuló una producción de 274 GWh en abril de este año, es decir 8% superior a la cifra registrada en el 2021. Esto representa un incremento muy oportuno que nos indica que las energías renovables es la dirección más acertada.

Acelerar la transición energética requerirá saber optimizar la tecnología ya instalada para lograr los objetivos de descarbonización. Las soluciones digitales de monitoreo y análisis de datos componen una herramienta fundamental para mejorar la eficiencia.

En el Día Mundial del Medio Ambiente reafirmamos el compromiso de enfrentar el cambio climático y alentamos a todas las personas a unir fuerzas para asegurar un futuro sustentable hoy. Nuestras acciones de cara a los próximos años definirán el planeta que habitarán las próximas generaciones. Construir un mundo que funcione depende de todos nosotros.

Top
A %d blogueros les gusta esto: