Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > El humo de leña aumentaría el riesgo de cáncer de pulmón

El humo de leña aumentaría el riesgo de cáncer de pulmón

Cocinar con leña es sumamente peligroso para la salud de las personas y estaría  asociado, a largo plazo, con un mayor riesgo de enfermedades respiratorias, que  pueden ir desde problemas menores en los bronquios hasta el cáncer de pulmón. 

Así lo dio a conocer el Dr. Mauricio León Rivera, director de la Liga Contra el Cáncer,  director médico del Centro Detector del Cáncer y Cirujano Oncólogo de la Clínica  Ricardo Palma, quién además dijo que el humo de la leña contiene partículas de madera  incinerada que pueden afectar gravemente el sistema respiratorio al aspirarlas. 

Asimismo, explicó que estas partículas se pueden alojar y acumular en nuestros  pulmones, impidiendo el normal funcionamiento de este órgano vital en nuestro cuerpo,  pudiendo desencadenar en una fibrosis pulmonar, y diversas enfermedades  respiratorias, como bronquitis crónica obstructiva similar al efecto producido por el  cigarro e incluso llegar hasta el cáncer de pulmón. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de pulmón es la principal  causa de muerte por cáncer en todo el mundo, aunque se puede prevenir en más del 80  por ciento de los casos si se evita el tabaquismo y la exposición al humo de leña que es  muy común en muchas comunidades rurales de nuestro país. 

Los signos y síntomas del cáncer de pulmón generalmente se presentan solo cuando la  enfermedad está avanzada y pueden incluir, una tos que «no se va», tos con rasgos de  sangre, falta de aire, dolor en el pecho, ronquera, pérdida de peso sin explicación  aparente y hasta dolor en los huesos. 

También puede presentarse acompañado de otros signos, como crisis repetidas de  neumonía e inflamación o agrandamiento de los ganglios en el interior del pecho en el  área ubicada entre los pulmones llamada “mediastino”, evidente en estudios de rayos X  como las radiografías del tórax o tomografías del pulmón. 

El especialista afirmó que la mejor manera de reducir el riesgo de cáncer de pulmón es  evitando la leña para cocinar además del cigarrillo y del humo de otros fumadores, así como tener una vida saludable haciendo ejercicio regularmente y comiendo bien en  «calidad y cantidad».

Top
A %d blogueros les gusta esto: