Las reacciones alérgicas en nuestro organismo se desarrollan cuando el sistema inmunitario reacciona exageradamente ante el estímulo de un alergeno, que puede provenir de un alimento, de un factor ambiental u otros. Si bien podemos nacer con una predisposición genética para desarrollar alergias, el factor ambiental juega un rol muy importante. Prueba de ello son las enfermedades alérgicas como la dermatitis atópica y la rinitis alérgica.

Además, según la teoría de la higiene del epidemiólogo David P. Strachan, la falta de exposición a microorganismos en la infancia podría contribuir al desarrollo de alergias y enfermedades autoinmunes. Por lo tanto, un entorno excesivamente limpio, en los primeros años de vida, puede alterar el desarrollo del sistema inmunológico, haciendo más propenso a reaccionar de manera exagerada a nuevas sustancias normalmente inofensivas.

“La alergia es dinámica. Factores generalmente inofensivos, como los alimentos, los medicamentos, el polen y los ácaros del polvo, pueden afectar a cualquier persona y a cualquier edad. Hábitos como el tabaquismo, la contaminación o el contacto con sustancias irritantes pueden ser empeorar las alergias. Por eso, se recomienda realizar pruebas cutáneas, análisis de sangre o ambos, según lo aconseje el especialista”, dijo la Dra. Zullim Edith Chumbiriza Tapia, especialista en Inmunología & Alergia de la Clínica Stella Maris.

Para la especialista, podemos identificar distintas reacciones a las alergias a cualquier edad, por ejemplo:

  1. Alergias en niños: Durante la infancia, es frecuente que las alergias alimentarias (ej. Proteína de leche de vaca) sean comunes. Los síntomas pueden incluir erupciones en la piel, problemas digestivos y rinitis alérgica. Es crucial que los padres estén atentos a los signos de alergias y consulten con un especialista para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.
  2. Alergias en adultos: Conforme pasan los años, pueden surgir nuevas alergias o las que tenían de niños pueden cambiar o desaparecer. Las alergias respiratorias, como el asma de fenotipo “alérgico” y la rinitis, son típicas en esta etapa. Los adultos deben seguir vigilando sus síntomas y ajustar su tratamiento conforme a las recomendaciones médicas.

Cabe resaltar que desde hace más de 20 años se forman especialistas en Inmunología & Alergia, por ello, si identifica una reacción alérgica acuda a uno de confianza. Para cualquier cita o consulta, visite el sitio web: www.stellamaris.com.pe.